TODAS LAS PARROQUIAS CELEBRAN ESTE DOMINGO EL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA CON COLECTAS ESPECIALES Y EL LEMA "CONTIGO, SOMOS UNA GRAN FAMILIA"

La recaudación permitirá atender las diferentes necesidades pastorales de la diócesis.




Todas las parroquias mallorquinas harán este domingo colectas especiales para el sostenimiento económico de la tarea evangelizadora y asistencial de la diócesis con motivo de la celebración del Día de la Iglesia Diocesana. La recaudación permitirá atender las diferentes necesidades pastorales de la diócesis como la formación de los futuros sacerdotes, el sustento del clero, las ayudas a las parroquias necesitadas, la conservación de templos, la formación de agentes de pastoral y el mantenimiento de los servicios de la diócesis.

Con motivo del Día de la Iglesia Diocesana, la Diócesis de Mallorca hace pública su Memoria de actividades del último año y la cuenta de resultados. Así, la Diócesis de Mallorca desarrolló en el año 2016 su acción evangelizadora y misionera a través de 284 sacerdotes en 154 parroquias, 625 religiosos y miembros de institutos seculares, y más de 826 catequistas.

Del mismo modo, la Iglesia en Mallorca ha atendido más de 30.000 personas durante el último año en hospitales, ambulatorios, casas de ancianos, inválidos y minusválidos, orfanatos y guarderías. Hay que sumar la ayuda que las diversas Cáritas, diocesana y parroquiales, ofrecen, incansablemente, a las comunidades cristianas.

Hay 94 misioneros mallorquines repartidos por todo el mundo: sacerdotes, religiosos y religiosas, seglares... Ellos llevan la Palabra de Dios a aquellos que necesitan una respuesta de esperanza y son ellos los que con nuestra oración y ayuda económica trabajan por un mundo que respete la dignidad de cada ser humano.

A lo largo de 2016 se han celebrado 3.015 bautismos, 3.574 primeras comuniones, 529 confirmaciones y 626 matrimonios por la Iglesia. Todos han encontrado en cada una de las parroquias mallorquinas un lugar donde vivir y celebrar su fe.

Unas 30.000 personas han sido atendidas por instituciones de la Iglesia a centros asistenciales y sociales en Mallorca, 26.000 de ellos en hospitales, ambulatorios y dispensarios. Más de 1.300 personas mayores han recibido calor humano a casas y residencias, y tantos otros han recibido ayuda de la Iglesia a centros de asistencia a inmigrantes y refugiados, rehabilitación de drogodependientes, instituciones para la promoción del empleo y la erradicación de la pobreza.