UN CENTENAR DE SACERDOTES Y DIÁCONOS DE MALLORCA SE REÚNEN ENTORNO A LA VIRGEN DE LLUC

Se reunieron para la oración de la antífona mariana Salve Regina.




Mons. Sebastià Taltavull, una vez constituido el Obispo de Mallorca, desea poner su ministerio bajo la protección de la Virgen y confiar a María la acción pastoral que debe llevar a cabo en nuestra Iglesia. Para hacerlo representativa y conjuntamente ha invitado a todos los estamentos eclesiales al Santuario mariano por excelencia de la Diócesis, donde saludan juntos a la Virgen y le confían esta intención.

Para los sacerdotes y diáconos fue el turno este jueves, día 30 de noviembre, en el Santuario de la Virgen de Lluc, donde se encontraron para la oración de la antífona mariana Salve Regina, y que compartieron con los blauets. A continuación, para continuar con el encuentro fraternal, compartieron la comida en la Fonda del mismo Santuario.