BALTASAR MORELL FUE ORDENADO DIÁCONO ESTE PASADO SÁBADO

El obispo Sebastià invitó al nuevo diácono a "ser un buen comunicador de la Palabra de Dios y un buen acompañante de los procesos de fe".




Baltasar Morell Fuster, natural de Palma y de 33 años, fue ordenado este sábado 6 de enero en la Parroquia de Santa María la Mayor de Inca, en el transcurso de una eucaristía presidida por el obispo Sebastià Taltavull.

El nuevo diácono actualmente sirve a las parroquias de Inca, Lloseta, Biniamar, Mancor de la Vall, Selva y Caimari. Este mes de enero se ordenarán en Mallorca dos nuevos diáconos en el transcurso de sendas celebraciones presididas por el obispo de Mallorca de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull. Ambos culminan así, después de seis años, su etapa formativa en el Seminario Diocesano, y es el paso previo antes de la ordenación sacerdotal.

El obispo Sebastià subrayó la vocación universal del cristianismo, "que es hacer saber que esta apertura no conoce fronteras, forma parte de lo que somos". A esta vocación es llamado el nuevo diácono, "y estás destinado a predicar y, sobre todo, a dar testimonio, del Evangelio". En su homilía, además, lo invitó "a ser un buen comunicador de la Palabra de Dios y un buen acompañante de los procesos de fe", y a cultivar el arte de acompañar, "que significa saber escuchar, comprender, discernir y amar". Porque, como afirmó, "lo que recibimos de Dios no nos lo quedamos para nosotros, sino que lo repartimos".

A partir de ahora, el nuevo diácono tendrá algunas funciones nuevas: podrá proclamar el Evangelio y asistir el Altar, administrar los sacramentos del bautismo y del matrimonio, bendecir y llevar el viático a los enfermos. Su tarea primordial es todo lo relacionado con la caridad, además de animar a las comunidades que se les confían. En la celebración también recibirá los vestidos propios del diácono, que son la estola colocada de manera diagonal -cruzada en el corazón desde el hombro izquierdo y unida en el lado derecho- y la dalmática, vestidura cerrada con mangas anchas, utilizada sobre todo en las grandes celebraciones y solemnidades.