"CUIDAR LA VIDA, SEMBRAR ESPERANZA", LEMA DE LA JORNADA POR LA VIDA

En la solemnidad de la Anunciación del Señor, la delegación de Familia y Vida organizó una eucaristía presidida por el obispo Mons. Sebastià Taltavull.




"Cuidar la vida, sembrar esperanza" fue el lema de la Jornada por la Vida celebrada ayer domingo 8 de abril en la Parroquia de San Miguel. En la solemnidad de la Anunciación del Señor, la delegación de Familia y Vida organizó una eucaristía presidida por el obispo Mons. Sebastià Taltavull.

En el encuentro se contó con el testimonio de Laura, madre de tres hijos, todos ellos prematuros, quienes gracias a la ayuda de Dios y a los profesionales médicos pudieron ver la luz. El obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull, remarcó los diferentes atentados contra la vida y la necesidad de compartir con los más necesitados de nuestra isla: "Con la resurrección de Jesús ha triunfado la vida, la muerte no es la palabra definitiva, y por ello los cristianos estamos obligados a defender la vida en todo momento, desde el inicio de su concepción hasta la muerte natural". Por ello, invitó a todos a trabajar a favor de la sociedad y de la vida: "Nuestra labor no está en las cuatro paredes de las iglesias. Aquí venimos a tomar fuerzas y a celebrar la fe. Nuestro trabajo está en la calle".