LA FAMILIA CAPUCHINA DE MALLORCA CELEBRA LA FIESTA DE SAN FRANCISCO

Los feligreses pasaron a venerar la reliquia de San Francisco.




Un año más, la familia capuchina de Mallorca ha vibrado en torno a la fiesta del Padre San Francisco. Tras los correspondientes días de triduo preparatorio, llegó la tarde de la víspera con la celebración emotiva del Tráfico del 'Poverello' de Asís. El 4 de octubre, día en que la Iglesia celebra la glorificación del santo, la comunidad de frailes menores capuchinos solemnizó las celebraciones litúrgicas y las oraciones en el corazón.

Por la tarde, todas las personas y grupos relacionados con el convento se reunieron para participar juntos de la Eucaristía. Presidió el Padre Guardián, fray Gil Parés, ofm cap, concelebraron los otros padres de la comunidad y predicó fray Stephen Baskin, ofm cap, natural de la India y recientemente incorporado a la comunidad de Palma. Los cantos fueron animados por la agrupación coral San Pío de Pietrelcina del mismo convento. Una vez acabada la misa toda la gente pasó a venerar la reliquia de San Francisco y, después, los frailes y los terciarios, con el gozo en el corazón por la fiesta del Padre común y fundador, obsequiaron al atrio de la iglesia a todos los presentes con un bien servido refrigerio.