DEDICADO EL TEMPLO DE SAN MIGUEL DE PALMA Y PROCLAMADO BASÍLICA

En este momento son cuatro las basílicas menores en Mallorca: La Catedral de Mallorca, el Santuario de Lluc, la Basílica de San Francisco y la nueva Basílica de San Miguel.




Después de 789 años de celebrarse aquí la primera Eucaristía, la iglesia parroquial de San Miguel, donde está también el santuario de la Virgen de la Salud, fue dedicada al Señor con el título de basílica el pasado domingo 7 de octubre, dignidad concedida por el papa Francisco el día 19 de marzo de este año.

Era la culminación de una serie de actos de celebración. Una basílica menor es un título otorgado a varias iglesias normalmente por concesión apostólica. El papa Francisco firmó el decreto de erección de la nueva basílica el pasado 19 de marzo, festividad de San José. Este domingo se procedió a la proclamación y lectura de este decreto y la dedicación del templo donde se custodia la Virgen de la Salud.

"Asumimos la responsabilidad que esta basílica sea un lugar de oración, un santuario donde la Madre reúne a sus hijos, donde la mesa de la Eucaristía es alimento para todos los que se acercan", afirmó Taltavull en su homilía.

Y continuó: "Deben ser presencia evangelizadora, testimonio de unidad de una comunidad que reza y se ama, unida como los sarmientos a la cepa que es Cristo, signo visible de un presbiterio de piedras vivas, cohesionadas las unas con las otroas, expresión de una acción pastoral llevada a cabo por discípulos misioneros que, como dice el papa Francisco, primerean, se involucran, acompañan, fructifican y hacen fiesta."

El proceso que ha culminado con la proclamación como basílica menor ha supuesto una ardua labor de investigación histórica de la devoción a la Virgen de la Salud, documentación que se envió a la Comisión Episcopal de Litúrgica de la Conferencia Episcopal. Con la aprobación por parte de los obispos de la comisión, la petición fue dirigida a la Congregación de Culto Divino de la Santa Sede quien ha emitido un informe favorable.

A la vez, este domingo se hizo la dedicación del templo, una liturgia rica en símbolos y ritos, como la unción del altar y de las paredes de la iglesia, la incensación del altar y la iluminación del templo.

Los actos de celebración por la proclamación de basílica han sido días también de solidaridad. En este sentido, la novela basílica ha financiado un proyecto de Manos Unidas Mallorca a Nacala, Mozambique. Así, gracias a su aportación, ha sido posible que se puedan construir dos aulas de 24 m cada una y reparar un muro deteriorado de 48,90 m de longitud que ponía en peligro la seguridad de los niños. Este proyecto beneficiará a más de 2.300 alumnos de la escuela de 6 a 14 años.