JORDI GAYÀ DISECCIONA LOS 700 AÑOS DE MISIÓN DE RAMON LLULL EN UNA CONFERENCIA EN CIUTADELLA

Acto seguido se hizo una visita visita guiada por la exposición.




Una conferencia del lulista Jordi Gayà acompañó la exposición "Ramon Llull, 700 años de misión" que se puede ver en la Sala Municipal de Exposiciones del Roser de Ciutadella hasta el 17 de noviembre. Gayà Estelrich repasó los siete siglos de misión del misionero mallorquín más universal. Al acto asistieron los obispos de Mallorca y Menorca, Sebastià Taltavull y Francisco Conesa respectivamente.

Acto seguido se hizo una visita visita guiada por la exposición, que recorre, a través de textos, imágenes y piezas, la vida y obra del beato insigne, el proyecto de predicación a los infieles, el proceso de formación, reflexión y realización de sus propósitos, los viajes y la capital obra escrita que nos ha legado.

El recuerdo y el ejemplo de Ramón Llull perduraron a través de los siglos, aunque no siempre de una manera explícita. Los múltiples aspectos de su personalidad dieron lugar a una tradición que se fue desarrollando a tenor de los intereses personales y de las corrientes culturales del momento. Pocos años después de su muerte, Ramón Llull fue evocado por grupos de vida eremítica principalmente en Mallorca y Valencia. Sus enseñanzas sobre las misiones estuvieron presentes en la evangelización de las Islas Canarias y de América. Sus escritos místicos inspiraron corrientes devocionales en Francia durante el siglo XV. De nuevo, en la renovación de la acción misionera del siglo XIX, fue invocado como modelo para su entrega y su método. Sus escritos sirven de estímulo y punto de referencia en el diálogo cristiano con las otras religiones.