150 AñOS DE PRESENCIA DE LAS FRANCISCANAS EN BUNYOLA

Se celebró con una misa de acción de gracias el pasado 5 de octubre.




El pasado 5 de octubre se celebró la clausura de los actos de los 150 años de presencia de las Franciscanas Hijas de la Misericordia en Bunyola, con una misa de acción de gracias presidida por el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull. Muchos feligreses y religiosas de otras comunidades se hicieron presentes para felicitar a las franciscanas actualmente residentes en el municipio con un tono familiar y de agradecimiento.

En 1869 llegaron las primeras monjas franciscanas en Bunyola. Desde entonces no han dejado de visitar a enfermos y ancianos y trabajar para la parroquia, actividades que junto con la enfermería y la enseñanza han llevado a cabo de una manera u otra el centenar largo de hermanas franciscanas que han vivido en Bunyola durante los últimos 150 años.

Una exposición de fotos como recuerdo, una conferencia a cargo de Pere Fullana y una chocolatada con ensaimadas llenaron el programa de la celebración de este aniversario.