PLAN PARA ATENDER SITUACIONES DE EMERGENCIA DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA DE LOS CENTROS SAN FRANCISCO DE ASíS

Se ha diseñado un proyecto de ayudas encaminado a paliar las necesidades del momento difícil que muchos alumnos y sus familias están pasando o pueden pasar en las próximas semanas.



La situación de excepcionalidad que nos toca vivir nos invita a la solidaridad. Los CSFA continúan en su línea de colaborar para poder dar una respuesta adecuada a sus alumnos y familias, de manera especial a los más vulnerables.

MISOL, la obra social de la Congregación, sensible a los momentos difíciles por los que muchos alumnos y familias están pasando o pueden pasar en las próximas semanas, ha diseñado un proyecto de ayudas encaminado a procurar que nadie se vea privado de la oportunidad de completar su formación y tenga lo necesario en materia de alimentos, higiene, salud y el acompañamiento que se requiera.

Para gestionar el programa, se ha puesto en marcha un sencillo plan de emergencia en coordinación con MISOL, Gobierno General de las FFM, Gerencia, Pastoral, Identidad y Misión y los equipos directivos de los centros.

Los CSFA, junto con el resto de obras de la Congregación de las Franciscanas Hijas de la Misericordia, MISOL y MATER, están respondiendo a esta situación tan dolorosa de manera creativa. A pesar de las dificultades, los centros se han adaptado a la nueva situación con rapidez y profesionalidad. En todos los niveles, los centros educativos están desarrollando procesos, estrategias y acciones para continuar siendo "colegios familiares y cercanos".