EL SANTUARIO DE LLUC VUELVE A ABRIR SUS PUERTAS

  Desde el lunes 11 se abrirá el culto a la Virgen de Lluc y las celebraciones litúrgicas.

 
 
El Santuario de Lluc, de acuerdo con la primera fase de la desescalada, volverá abrir sus puertas a los peregrinos. Durante los últimos dos meses y, como hecho históricamente excepcional, el Santuario ha permanecido cerrado a la visita pública. Sin embargo, destaca el prior, Mariano Gastalver, "la oración a la Virgen de Lluc, patrona de Mallorca, ha sido constante. La comunidad de Lluc no ha abandonado esta oración en nombre del pueblo de Mallorca, y se han multiplicado las iniciativas que a través de las redes han hecho presente el Santuario por todas partes".   
 
Durante este tiempo de confinamiento la Escolanía ha registrado una pieza musical desde sus hogares, los canales sociales han sido el medio para llegar a los feligreses, y se ha puesto en marcha la iniciativa "Una salve para el mundo", que ha generado que decenas de intérpretes hicieran su aportación musical.  
 
  El prior afirma que "aunque el confinamiento, la espiritualidad del Santuario ha llegado por todas como mensaje de esperanza y oración. Una vez más ha quedado patente la devoción a la Virgen, y lo que significa Lluc en el corazón de los mallorquines".   
 
Los horarios de apertura del Santuario serán de lunes a viernes de 10 a 19 h. Durante esta primera semana permanecerá abierta la basílica y la panadería. El resto de servicios se irá abriendo progresivamente. Las celebraciones serán diarias a las 12:30 h, además del sábado a las 19:00 y domingo a las 11 y a las 12:30 h.   
 
En palabras del prior, "la apertura progresiva nos debe permitir combinar la recuperación de la normalidad del Santuario con la máxima seguridad hacia los peregrinos. Por ello dispondremos de servicios adicionales de limpieza, puesta a disposición de los visitantes de gel hidroalcohólico, necesidad de guardar la distancia entre personas, y todas aquellas medidas que hagan de Lluc un lugar seguro para disfrutar de la naturaleza y tomar aliento después de este cierre".  
 
  En este sentido, Lluc invita a todos los mallorquines y mallorquinas a respirar el aire fresco de la naturaleza y del Espíritu.