EL OBISPO SEBASTIà PRESIDE LA EUCARISTíA EN EL SANTUARIO DE LLUC

En el primer día en que se permite el culto público a la Diócesis después del confinamiento.



Poco a poco, la vida diocesana intenta volver a la normalidad. Hoy lunes 11 de mayo, primer día de la Fase 1, los templos de Mallorca han abierto sus puertas para la celebración de la Eucaristía y la oración personal, cumpliendo con las medidas de seguridad establecidas.

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, en un día tan particular, ha querido hacerse presente en el Santuario de la Virgen de Lluc para pedir la intercesión de la Virgen ante una situación que se prevé complicada a corto y medio plazo.

Después de hacer los últimos kilómetros a pie, el prelado ha presidido la eucaristía acompañado por el prior del Santuario, Marià Gastalver y el resto del equipo presente en Lluc. Una treintena de personas se ha hecho presente en esta emotiva y significativa celebración.