LOS SACERDOTES DE MALLORCA SE REúNEN EN LA CATEDRAL EN LA FIESTA DEL SAGRADO CORAZóN DE JESúS

En esta ocasión se ha homenajeado a los cinco sacerdotes que cumplen 50 años de ordenación y a los tres que hacen 25.



Los sacerdotes de Mallorca han celebrado juntos la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús este viernes 19 de junio en la Catedral de Mallorca. Se trata del primer encuentro multitudinario tras el decreto del estado de alarma, y ​​han participado más de 80 sacerdotes. En este sentido, la Catedral ha ofrecido un espacio adecuado y amplio para cumplir con todas las medidas de seguridad.

Dado que no se pudo celebrar la tradicional fiesta de Jesucristo Sacerdote ni la Misa Crismal con asistencia de fieles, en esta ocasión se ha homenajeado a los cinco sacerdotes que cumplen 50 años de ordenación y a los tres que hacen 25. A ellos ha dedicado el prelado sus primeras palabras, agradeciéndoles "su fidelidad en el ejercicio del ministerio sacerdotal". A todos, recomendó que "en el silencio contemplativo, dejemos que su Palabra resuene también en nuestro corazón y, de corazón a corazón, del Corazón de Jesús a nuestro corazón, pedirle que nuestro corazón deje de ser un corazón de piedra para convertirse en un corazón de carne, hecho todo él de ternura y de amor misericordioso, orientado totalmente a amar siempre". Y ha apuntado el secreto de la unidad de la Iglesia y la razón de ser del sacerdocio, "hacer que nuestra vida sea un don para los demás". En este sentido, recogiendo las palabras del papa Francisco en la homilía de la fiesta de Pentecostés, ha comentado "los tres grandes enemigos de la vida": "El narcisismo, que lleva a la idolatría de sí mismo y busca sólo el propio beneficio; el victimismo, propio de quien siempre se queja de los otros diciendo 'nadie me entiende, nadie me ayuda, nadie me quiere' y vive de constante lamentación; y el pesimismo, propio de aquel que vive de la letanía diaria del 'todo va mal".