UNA NUEVA ENTRADA PARA LA PARROQUIA DEL PORT DE SóLLER

El proyecto ha sido dirigido por el arquitecto Joan Soler.




La memoria de San Pedro se celebra con gran fiesta en el pueblo y la parroquia del Port de Sóller. Y este fue, precisamente, el día elegido para inaugurar la nueva intervención arquitectónica en el templo dedicado a San Raimundo de Peñafort. Al inicio de la celebración, se bendijo la nueva entrada de la iglesia, un elemento que "es símbolo de la presencia de Jesús entre nosotros", comentó Mons. Taltavull al comienzo de su homilía: "Jesús es quien nos recibe y quien, después, nos envía a evangelizar".

El proyecto ha sido dirigido por el arquitecto Joan Soler y se ha ido trabajando durante todo un año. En forma de cruz, este doble vestíbulo recuerda simbólicamente "cómo la luz irradia de la cruz".

Terminada la celebración, los asistentes llevaron en procesión la imagen de San Pedro por los alrededores de la parroquia.