UN CENTENAR DE FAMILIARES DE VíCTIMAS DE LA COVID-19 ASISTIRá A LA MISA FUNERAL ORGANIZADA POR LAS TRES DIóCESIS DE LAS ISLAS

Será presidida por el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, con la asistencia del obispo de Menorca, Francisco Conesa y el administrador diocesano de Ibiza, Vicente Ribas.




El próximo domingo 26 de julio las tres diócesis de las islas celebrarán una misa funeral por el eterno descanso de las víctimas de la pandemia de la COVID-19. Una Eucaristía, celebrada en la Catedral de Mallorca, en la que toda la Iglesia se unirá en oración, acompañando en el duelo tantas personas que se han visto afectadas por la terrible pérdida de sus seres queridos.

Debido al estado de alarma y el consiguiente confinamiento, no se ha podido celebrar ordinariamente la misa funeral de muchas personas. Por ello, se ha invitado especialmente las familias de los difuntos por esta enfermedad, a quienes se les ha reservado un lugar específico. En estos momentos han confirmado asistencia más de 100 familiares.

Asimismo está prevista la asistencia de diferentes autoridades locales, insulares y autonómicas, representantes políticos y militares. Entre ellas, la presidenta del Govern de les Illes, Francina Armengol; el presidente del Parlament de les Illes Balears, Vicenç Thomàs; la delegada del Gobierno, Aina Calvo; el alcalde de Palma, José Hila; el comandante general de Baleares, Fernando García Blázquez; así como los presidentes de los tres consejos insulares. Por otra parte, desde las diócesis se ha querido invitar también todas aquellas personas, entidades o instituciones que han estado en primera línea de batalla contra la pandemia, como representantes de las fuerzas de seguridad y sanitarios.

En el altar se representarán a las 224 víctimas hasta el momento en Baleares por esta pandemia con tantos otros pequeños cirios encendidos.

La misa funeral está abierta a la participación de la ciudadanía de forma completamente libre. No obstante, se recuerda que la Catedral, al igual que el resto de templos, cuenta con una restricción de aforo (800 personas), por lo que se recomienda seguir las indicaciones que les hagan llegar al respecto a la entrada del templo. Se insiste, además, en la obligatoriedad de la mascarilla para acceder al templo, donde los asistentes contarán con todas las medidas higiénicas y sanitarias pertinentes.

DÍA: Domingo 26 de julio de 2020
HORA: 10:30 h
LUGAR: Catedral de Mallorca