NUEVOS HALLAZGOS EN EL SEPULCRO DE RAMÓN LLULL


19 de octubre de 2017. 17:31h.

La primera fase de restauración del sepulcro ha puesto al descubierto policromías de las que no se tenía constancia hasta ahora.



Esta mañana se ha presentado la primera fase de restauración del sepulcro de Ramon Llull, situado en la Basílica de San Francisco, y que ha puesto al descubierto policromías en el monumento de las que no se tenía constancia hasta ahora. El proyecto es uno de los cinco que se han financiado a través de la línea de subvenciones para la conservación y restauración de bienes culturales relacionados con Ramon Llull del Departamento de Cultura, Patrimonio y Deportes del Consejo de Mallorca.

A la presentación han asistido Mn. Nadal Bernat, delegado general del Obispado de Mallorca; Kika Coll, directora insular de Patrimonio y Llucia Bosch, restauradora, así como otros miembros del equipo de restauración que han participado en la intervención.

Mn. Nadal Bernat ha valorado la sinergia creada entre ambas instituciones en bien del patrimonio de la isla, porque, como ha afirmado, "debemos conservar nuestro patrimonio no sólo por un puro instinto comercial y por un turismo de calidad, sino porque debemos sentirnos orgullosos de nuestra historia, cultura y patrimonio". Además, con respecto a la Iglesia, pone en valor a nuestros antepasados, "que han vivido con un grado heroico el seguimiento de Jesucristo hasta llegar a la santidad como fue Ramon Llull".

Con una inversión de 15.000 €, la restauración tenía como objetivo identificar los mecanismos de alteración que dañaban el monumento. Se han identificado nuevos factores singulares y se ha llevado una primera fase de intervención directa que, sumado a los estudios previos, tenían como objetivo la conservación de la obra. Se han tomado más de 40 muestras, procesadas en el laboratorio. Las intervenciones directas se han materializado en pruebas de solubilidad, limpieza en seco y eliminación de cera.

Se ha podido delimitar la construcción del monumento y se han observado partes inacabadas del mismo. Se ha descubierto, además, una pátina artificial aplicada voluntariamente, probablemente para unificar el tono que debió tomar la piedra de soporte. Los rastros de policromía, descubiertos por primera vez, se han descubierto bajo esa pátina.


0 COMENTARIS