MONS. SEBASTIÀ TALTAVULL: "¡LA CRUZ NO ES LA ÚLTIMA PALABRA!"


24 de marzo de 2018. 12:45h.

La procesión de los estandartes de Palma culminó con el pregón de Semana Santa a cargo del obispo Sebastià Taltavull.



La procesión de los estandartes por las calles del centro de Palma dio inicio a una semana de manifestaciones públicas de fe por las calles de Palma. Desde el Convento de los Capuchinos hasta la Basílica de San Francisco los estandartes de las 33 cofradías que participarán en las procesiones recorrieron la plaza del Olivar, San Miguel, Plaza Mayor, Marqués del Palmer, Colom, Cort, Cadena, Pl. de Santa Eulalia y San Francisco. En la Basílica de San Francisco se dio inicio al pregón pronunciado por Mons. Sebastià Taltavull, quien puso en el centro de su reflexión la cruz y el nuevo lenguaje que inaugura: "La respuesta al mal es el amor", afirmó. También ayudó a meditar sobre nuestra actitud ante la injusticia, sobre nuestra oración "hecha protesta".

Asumiendo las palabras del papa Francisco, definió a las cofradías con estas tres expresiones: "Autenticidad evangélica, sentido de Iglesia y ardor misionero". Así, valoró el hecho de que muchas personas manifiesten, vivan y proclamen su fe cristiana saliendo a la calle en estos días, "en un mundo acelerado y cambiante, en una sociedad plural, democrática, definida como laica para mucha gente".

Invitó finalmente a los presentes a vivir días de oración pero también de decir pública "que creemos y en quien creemos": "La fe se hace pública a través de usted", afirmó.

Tras el pregón, la coral Son Dameto, dirigida por Francesc Bonnín y acompañada al órgano por Arnau Reynés amenizó el acto con cantos de su repertorio.

El Viernes de Dolores o de Pasión es el viernes anterior al Domingo de Ramos, comprendido dentro la última semana de la Cuaresma.


0 COMENTARIS