LA FAMILIA FRANCISCANA DE MALLORCA CELEBRA SU ENCUENTRO ANUAL EN UN AMBIENTE DE AUTÉNTICA FRATERNIDAD


27 de marzo de 2018. 14:18h.

El punto de encuentro fue en Pina, cuna de la congregación franciscana de las Hijas de la Misericordia.



En un ambiente de auténtica fraternidad la familia franciscana de Mallorca celebró el pasado sábado 24 de marzo en Pina su encuentro anual. Un centenar de participantes, todos hermanos y hermanas del Santo de Asís, representaban a los frailes y las monjas de la Tercera Orden Regular, los Frailes menores Observantes, los Frailes Menores Capuchinos, las Hijas de la Misericordia, los miembros de las Juventudes Franciscanas (Jufra) y los terciarios o componentes de la Orden Franciscana Seglar. El moderador de toda la jornada fue Fray Jaume Puigserver, provincial de los frailes de la TOR.

El encuentro se inició en la capilla del convento de Pina, primeramente con unas palabras de bienvenida por parte de Sor Bárbara Perelló, FFM, delegada en Baleares de la congregación. Seguidamente, un rato de oración fue el preámbulo del día intenso que debía ser. El Dr. Pere Fullana, con una interesante conferencia, ofreció un minucioso repaso a la presencia franciscana en Mallorca, durante los siglos de historia de nuestra Iglesia y a partir de las fraternidades de la Primera, Segunda y Tercera Orden que se han establecido aquí.

Seguidamente el grupo se trasladó a la iglesia parroquial de San Cosme y San Damián, tan ligada con las Franciscanas Hijas de la Misericordia y con sus fundadores, los hermanos Ribas de Pina. Sor Margarita Oliver, FFM, hizo una presentación de estos dos personajes que se convirtieron en los auténticos precursores de la Misericordia en Mallorca y los guió en una visita, más cultural, por el templo. Después, varias intervenciones demostraron que la familia franciscana de Mallorca, con todas sus fraternidades, carismas diferentes y un amplio abanico de actividades, está muy presente en nuestra sociedad y atenta a las necesidades que puedan surgir. Tomaron la palabra Miquela Salas Cirer en representación de los miembros de la Jufra.

Fray Gil Parés, fraile menor capuchino, que explicó la experiencia de su fraternidad en la obra social del Pan de San Antonio, en la acogida y la pastoral de su iglesia situada en el centro neurálgico de Palma (plaza de España) y en la asistencia de un nutrida fraternidad de terciarios.

Posteriormente, Sor Magdalena Moragues, FFM, presentó varios proyectos de MISOL, ONG de la que las Hijas de la Misericordia son titulares y que, mediante sus proyectos de solidaridad en el Tercer y Cuarto mundo, materializan su carisma de misericordia. Por último explicó que animados por el Espíritu de Assis, cada segundo viernes de mes hay un rato de oración compartida en la capilla de Antillón. Sor Magdalena Fiol, FFM, para concluir esta ronda de intervenciones, expuso qué es "Mater Misericordiae", un ambicioso y líder proyecto, con décadas de rodaje, dirigido exclusivamente a personas con discapacidades intelectuales.


0 COMENTARIS