LLOSETA CELEBRA SU TRADICIONAL VÍA CRUCIS QUE DA INICIO A LA CELEBRACIÓN DE LA SEMANA SANTA


29 de marzo de 2018. 20:05h.

Este año la oración ha sido presidida por el obispo Sebastià Taltavull y se ha tenido que celebrar en el interior de la iglesia debido a la lluvia  



En Lloseta la Semana Santa ha comenzado, un año más, con la celebración del tradicional Vía Crucis, la contemplación y oración en 15 estaciones de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Una tradición que se celebra en el pueblo desde hace 27 años. Este año, sin embargo, no se han podido representar las escenas de la Pasión en medio del pueblo por culpa del mal tiempo. La lluvia impidió el montaje de las estaciones en plazas y calles y también que los vecinos, cofrades y miembros de asociaciones representasen a Jesús, María, Pilatos y al resto de personajes presentes en las diferentes estaciones. El Vía Crucis se tuvo que trasladar al interior de la iglesia parroquial, pero para no perder el impacto de las escenas se realizó un montaje fotográfico con las imágenes de los años anteriores, que dieron soporte visual a la oración.

Este año la contemplación y meditación del Vía Crucis fue conducida por el obispo, monseñor Sebastián Taltavull. El Obispo presentó cada una de las estaciones de la Pasión del Señor y mostró cómo a través de este sufrimiento Jesús acompaña el dolor que tienen hoy tantas personas en nuestro mundo, como son las personas condenadas de forma injusta, enfermos, personas que han visto morir a un ser querido, y tantas otras circunstancias que humanamente no tienen respuesta. El Obispo recordó que Jesucristo resucitado "vence el pecado y todo mal y abre la vida para siempre". Después de la meditación de cada estación, todos los asistentes rezaron juntos un Padre Nuestro y al final del recorrido, como conclusión, hicieron profesión de fe cantando el credo. Toda la oración se realizó en un profundo clima de silencio y de veneración al Señor.

Antes del Vía Crucis, un joven de la parroquia, Biel Amengual Coll, pronunció el pregón de Semana Santa. Este miembro de la Cofradía de Santiago de 33 años, haga un recorrido por su experiencia en la participación de los actos de la Semana Santa, como monaguillo con mosén Rafael Horrach y luego al Vía Crucis como romano o participando en la primera estación.


0 COMENTARIS