EL SANTUARIO DE CURA ACOGIÓ LA TRADICIONAL BENDICIÓN DE LOS FRUTOS DE LA TIERRA


24 de abril de 2018. 09:15h.

Se trata de una importante celebración de religiosidad popular, vinculada a la economía agraria, cuyo se remonta a época medieval y está documentada desde el siglo XVI.



El Santuario de Cura acogió este pasado domingo la tradicional bendición de los frutos de la tierra, o de las cosechas, con una notable participación de fieles y religiosos franciscanos de la Tercera Orden Regular. Se trata de una importante celebración de religiosidad popular, vinculada a la economía agraria, cuyo origen se remonta a época medieval y está documentada desde el siglo XVI. Se celebra aquí, sin duda, por su ubicación en el centro de la isla.

El Santuario de Nuestra Señora de Cura corona la cima del Puig de Randa. Es la elevación de mayor altura del centro de la isla y se considera una de las montañas sagradas de Mallorca. Ramon Llull habría recibido la "iluminación" aquí a principios del siglo XIV, momento en que se consolida como espacio religioso, de veneración y referencia contemplativa. El Santuario de Cura ha compaginado durante siglos una triple dimensión: la devoción mariana, la devoción luliana y el saber. El Aula de Gramática, construida en el siglo XVII, y el oratorio mariano, conforman el principal patrimonio de un pasado glorioso.


0 COMENTARIS