VIDA ASCENDENTE PONE PUNTO Y FINAL A UN CURSO LLENO DE ACTIVIDADES Y FORMACIÓN


25 de mayo de 2018. 17:22h.

Con una eucaristía en el Santuario de Lluc.



El movimiento Vida Ascendente de Mallorca puso punto y final al curso 2017-2018 en el Santuario de Ntra. Sra. de Lucas, el pasado 25 de mayo con una jornada de fraternidad y una Eucaristía presidida por el obispo Sebastià Taltavull.

Se dirigió a "una comunidad joven para toda la vida", a los que exhortó a ser santos en la vida cotidiana, siguiendo las orientaciones de la nueva exhortación apostólica del papa Francisco, Gaudete et Exsultate: "Cada santo es una misión; es un proyecto del Padre para reflejar y encarnar, en un momento determinado de la historia, un aspecto del Evangelio". En este sentido, los invitó a pensar a quién podemos hacer bien en cada momento: "La vida de cada día nos da muchas oportunidades para vivir esta proximidad con los demás".


0 COMENTARIS