"PASAR DEL CORAZÓN A LAS MANOS", LEMA DEL COMPROMISO DE LOS ALUMNOS DE 4º DE ESO DE LOS CENTROS DE LAS HERMANAS DE LA CARIDAD


04 de junio de 2018. 17:25h.

230 alumnos de 4º de ESO de las Hermanas de la Caridad prepararon su próxima graduación con la visita a la casa de la Beata Francinaina y celebrando una Eucaristía en la Parroquia de Sencelles.



El día 31 de mayo, 230 alumnos de 4º de ESO de los centros de las Hermanas de la Caridad prepararon su próxima graduación con la visita a la casa de la Beata Francinaina Cirer y celebrando una Eucaristía en la Parroquia de Sencelles. Participaron los colegios San Vicente de Paúl (Manacor, s'Arenal, Inca, la Soledad), la Asunción (Binissalem), Nuestra Señora de Gracia (Llucmajor), Ramon Llull (Santa María del Camí), San Salvador (Artà) y Arcángel San Rafael (Palma).

Los 230 jóvenes, acompañados por sus tutores y directores respectivos, habían trabajado el tema del compromiso con el lema "Pasar del corazón a las manos". El soporte para el trabajo personal y de grupo fueron dos canciones: "Vamos Construyendo Puentes", de Santi Antón y "Et seguiré", del grupo Worship.cat.

La celebración giró en torno a la imagen de construir o destruir puentes de manera que llegaron a conclusiones de lo que tenían que hacer en la vida para ser personas constructoras de un mundo mejor y de las actitudes y planteamiento que destruyen la humanidad. Con la fuerza de las imágenes, música y letra de "Et seguiré" pudieron reflexionar e interiorizar como la fuerza para ser personas comprometidas con los hermanos y hermanos sale del encuentro y amistad personal con Jesús que siempre nos precede. Un gran puente construido con piedras que representaban los valores y las actitudes, enmarcó la celebración desde los escalones del presbiterio.

Presidió la Eucaristía Mn. Tomeu Villalonga, rector del Seminario Mayor, que en la homilía profundizó en la construcción de la vida sobre roca y no sobre arena, como nos dice Jesús en el Evangelio de Mateo. Terminada la Eucaristía, continuaron la fiesta en el callejón del Convento de la Caridad con helado y coca.


0 COMENTARIS