MÁS DE 300 PERSONAS PARTICIPAN EN LA VIGILIA DEL CORPUS ORGANIZADA POR LOS MOVIMIENTOS DE LA IGLESIA DE MALLORCA


07 de junio de 2018. 10:40h.

Este año se ha celebrado en el Seminario Nuevo con el lema "Permaneced en mi amor".



Fue una tarde de comunión de los diferentes carismas existentes en la Iglesia de Mallorca y de oración ante el Santísimo. Convocados por el obispo Sebastià Taltavull, los miembros de los diferentes Movimientos arraigados en la Iglesia de Mallorca se reunieron en el Seminario Nuevo la tarde del sábado 2 de junio para celebrar la Vigilia del Corpus. Participaron más de 300 personas que llenaron la capilla. Este año el lema ha sido una cita del evangelio de San Juan, "Permaneced en mi amor", que se construyó a los pies del altar con los pequeños cirios llevados en procesión por dos miembros de cada movimiento. A continuación comenzó el rezo de Vísperas ante el Santísimo, con la participación de los diferentes movimientos y un numeroso grupo de cantantes. También hubo espacio para los niños, que recibieron una catequesis previa y siguieron la celebración desde las primeras filas.

En la homilía, el obispo alentó a os movimientos a "ser Iglesia en salida y poner a toda la Iglesia de Mallorca en movimiento", siguiendo el mandato de San Pablo que los "fuertes en la fe" ayuden a sus hermanos más débiles. Y añadió que vivimos en una tierra en la que aunque la gente no lo diga tiene sed de Dios y que la misión de los movimientos es ayudar a apagarla. El obispo también les recordó la necesidad de vivir en comunión con toda la Iglesia de Mallorca, evitando la tentación de la exclusión y la autorreferencia. "Los cristianos somos un solo cuerpo convocados por un solo Señor, Jesús", aseguró el Obispo, quien incidió en que "solo con Él estamos unidos en el Amor".

Los asistentes a la Vigilia también contribuyeron a hacer visible el amor fraterno con un gesto muy concreto: Aportaron un donativo para financiar un programa de Cáritas para que niños de familias necesitadas puedan ir de campamento este verano. La velada acabó con una cena de hermandad en el patio del Seminario Nuevo.


0 COMENTARIS