"UNA MUJER, MARIA, HA HECHO POSIBLE EMPEZAR UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN"


11 de septiembre de 2018. 10:41h.

En la fiesta de la Virgen de la Salud, en la Basílica de San Miguel de Palma, el obispo Sebastià presidió una solemne eucaristía el pasado 8 de septiembre.



La Virgen de la Salud es una de las imágenes religiosas más veneradas de Palma, y considerada patrona menor de Palma. Su fiesta, el 8 de septiembre, reunió en la Basílica de San Miguel de Palma numerosos fieles para una Eucaristía presidida por el obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull; entre ellos, una representación del consistorio municipal encabezada por el alcalde de Palma, Antoni Noguera.

En su homilía, Mons. Taltavull destacó cómo esta celebración es un "himno a la feminidad": "En ella se realiza la máxima apertura a ese Dios que le pide colaboración, y llega la plenitud del tiempo, en que Dios ve posible que puede empezar esta nueva etapa de la historia. Y quien lo hace posible es una mujer." Y añadió: "Dios no ha querido salvar a la humanidad al margen de nosotros, sino con nosotros".

La tradición le da, a la Virgen de la Salud, un origen medieval a esta imagen de mármol, aunque la documentación no lo corrobora. La tradición y la leyenda que se ha ido transmitiendo de padres a hijos durante siglos nos cuenta que la figura de la Virgen de la Salud presidió la misa que se celebró en Salou, día 5 de septiembre de 1229, antes de zarpar hacia la conquista de Mallorca. Se encomendó el rey a ella, ya que, según esta misma tradición, se la llevó a bordo de la galera. Estando ya en el mar mallorquín el fuerte viento hizo temer al rey por su vida y por la de los demás, por lo que pide a la Virgen que le ayude a salir airoso de aquella travesía.

La capilla que la custodia se construyó en 1649, momento en que la Virgen gozó de gran popularidad entre la población debido a su intercesión ante las epidemias y la peste. Precisamente fue durante el siglo XVII cuando la Virgen fue conocida bajo la advocación de la Salud. La capilla, cubierta por una cúpula con linterna, está presidida por la imagen de la Virgen. En sus paredes laterales se encuentran dos grandes cuadros que hacen referencia a la temática de la travesía del rey Jaime y su posterior donación a la iglesia.


0 COMENTARIS