"LA VIÑA DEL SEÑOR ES EL PUEBLO DE BINISSALEM"


01 de octubre de 2018. 14:27h.

La fiesta del "Vermar" reúne anualmente en el pueblo de Binissalem a miles de personas que participan de esta entrañable celebración.



La fiesta del "Vermar" reúne anualmente en el pueblo de Binissalem a miles de personas que participan de esta entrañable celebración. Días de fiesta que culminan con una eucaristía en la Parroquia de Santa María Robines presidida este año por el obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull. Las cepas y los sarmientos, protagonistas de las lecturas el día y de la ocasión, fueron excusa para preguntarse: "¿Nos sentimos unidos a Cristo?": "La viña del Señor es el pueblo de Binissalem", afirmó Taltavull. Y es que el de la viña es un tema predilecto en la Biblia, porque nos hace ver cómo Dios ama a su pueblo: "Un pueblo de vendimiadores y vendimiadoras que vive unas tradiciones ancestrales por fidelidad a los antepasados ​​que trabajaron estas tierras. Un pueblo que quiere vivir reconciliado y en paz desde el trabajo". Y continuó: "La Vermada es una fiesta que va más allá del trabajo. Es un pueblo que mira la Vermada como lo que la identifica, que le hace ver que hay unos valores que no puede perder. Y los cristianos tenemos un papel especial para llevar los valores del Evangelio, como la voluntad de diálogo, la búsqueda del bien común, la ayuda a los más débiles y excluidos, trabajos de voluntariado, inquietudes culturales..."

La jornada terminó con diversas actividades culturales: degustaciones de vino, exposiciones, concurso de fotografía, de macetas...

La Vermada es la fiesta más popular del pueblo de Binissalem. Se celebra durante unas semanas y dura hasta el último domingo de septiembre. La fiesta nos remite a la época de ir a recoger la uva. De hecho, todos los agricultores o vermadors van a las viñas en vendimia y a pisar uva. Esta celebración no solo es disfrutada por los habitantes del pueblo, sino que también acude gente de todos los lugares.


0 COMENTARIS