"Es la hora de dar testimonio con la valentía de los santos, como San Sebastián"


21 de enero de 2019. 08:35h.

Desde 1595 san Sebastián es venerado como Patrón de la Ciudad de Palma.



Con una misa concelebrada en la Catedral, la ciudad de Palma puso punto y final a los actos celebrativos entorno a su patrón, San Sebastián. El obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull, presidió la eucaristía, donde destacó cómo "la Iglesia ha mantenido vivo el recuerdo de un hecho, en el que está el reconocimiento de que Dios interviene en los caminos de la vida y -aunque sea en medio de dificultades y debilidades humanas- configura la historia cargándola de valores evangélicos". Estos valores, continuó, "son los que los cristianos queremos aportar en nuestra ciudad, inmersos responsablemente en ella y comprometidos en su edificación diaria, sirviendo al bien común". En este sentido, los cristianos apuestan por una ciudad con "mejor calidad de vida humana, espiritual y social", ya todos ellos invitó a "dar testimonio con la valentía de los santos y, como San Sebastián, de la fortaleza de los mártires": "Ya ha pasado el tiempo de pasar inadvertidos".

Por el contrario, rechazó "el enfrentamiento de culturas, ni mucho menos que este enfrentamiento sea provocado por ideologías intolerantes ni tampoco por fundamentalismos religiosos, que provocan el mismo daño".

A continuación, el obispo presidió la eucaristía en la parroquia palmesana que tiene como titular San Sebastián.

Desde los primeros siglos, justo después de las persecuciones, la Iglesia venera a san Sebastián y siempre lo ha tenido como referente importante para la vida de los cristianos y de los pueblos. Aquí, en la ciudad de Palma, es invocado especialmente cuando el pueblo es atacado por la epidemia de la peste. El 1595, San Sebastián es venerado como Patrón de la Ciudad y en 1634, sustituirá al antiguo Patrón, el Ángel Custodio, que también lo era de la Ciudad y del Reino de Mallorca.


0 COMENTARIS