Comienzan las actividades de verano de la Fundación Pere Tarrés en Mallorca con más de 1.500 niños y jóvenes


03 de julio de 2019. 15:16h.

La Fundación Pere Tarrés organiza 2 centros de verano y una colonia para 150 niños en situación vulnerable.



Más de 1.500 de niños, adolescentes y jóvenes participarán en alguna de las 37 actividades entre colonias, campamentos, rutas y actividades de verano que la Fundación Pere Tarrés y sus clubes de esplai vinculados han preparado en las Baleares durante los meses de verano.

  Esta semana ha comenzado el casal de verano del centro socioeducativo de Can Tàpera de la Fundación Pere Tarrés donde participan 50 niños becados por la concejalía de Cultura y Bienestar Social del Ayuntamiento de Palma y el programa Proinfancia de la Caixa. Durante unos días los niños participantes podrán participar en actividades educativas y lúdicas que les permitirán aprender conocimientos, adquirir hábitos y valores y también disfrutar del verano jugando y haciendo amigos.

  También ha comenzado la Escuela del Verano organizada por la Fundación Pere Tarrés en colaboración con la concejalía de Cultura y Bienestar Social del Ayuntamiento de Palma, la Fundación San Juan de Dios Servicios Sociales Mallorca y Cáritas Diocesana de Mallorca donde participan unos cincuenta niños. A finales de julio, comenzarán las colonias de verano en la casa de colonias de Binicanella. En cada una de estas actividades participarán niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad social. Todas estas actividades forman parte de la campaña solidaria Ayúdales a crecer - Ningún niño sin colonias y que ha contado con la aportación económica de administraciones públicas, entidades sociales y donativos particulares. Además, el centro socioeducativo de Can Tàpera es un colaboración entre la Fundación Pere Tarrés y Fundación Sa Nostra.

El objetivo de las colonias y escuelas de verano es potenciar los hábitos saludables entre los niños y jóvenes. Es decir, incluir prácticas saludables que tengan beneficios para la salud física, mental y emocional de un individuo o conjunto social. Incidir en estos beneficios permite evitar problemáticas de obesidad infantil, trabajar la sociabilidad del niño a través de la práctica de deporte en equipo y detectar posibles problemas motores o psicosociales durante el desarrollo de las actividades de ocio.


0 COMENTARIS