El obispo visita la Iglesia Nueva de Son Servera


08 de agosto de 2019. 12:59h.

Donde celebró la eucaristía con una numerosa presencia de la feligresía.



El pasado domingo 28 de julio, el obispo Sebastián Taltavull visitó la Iglesia Nueva de Son Servera, donde celebró la eucaristía con una numerosa presencia de la feligresía y una buena parte de las familias de veraneantes que desde hace décadas pasan sus vacaciones estivales en la Costa de los Pinos. El obispo deseaba desde hace tiempo celebrar en esta emblemática iglesia, pero sobre todo quería volver a visitar a la gente del pueblo que lo acogió con mucho afecto en el mes de febrero, cuando vino a celebrar la Misa de San Ignacio y la conmemoración de la liberación de la peste de 1821.

Mons. Taltavull predicó a propósito de la necesidad de la oración, como "respiración del alma", señalando la importancia del padrenuestro, como plegaria profundamente eclesial y fraternal. Al final de la celebración, el obispo se situó en el portal de la iglesia, como tiene por costumbre, para saludar personalmente a cada uno de los miembros de la asamblea que habían participado de la eucaristía.

Toda la feligresía mostró al obispo su alegría por su visita y por la celebración, que se desarrolló en un ambiente muy familiar y natural. La Iglesia Nueva es un templo inacabado que fue diseñado a principios del siglo XX por el arquitecto Joan Rubió y Bellver, discípulo de Antoni Gaudí. El obispo Pere Joan Campins y Mn. Antoni Maria Alcover fueron los promotores de esta obra de gran magnitud. En 1905 se puso la primera piedra y las obras avanzaron adecuadamente gracias a la colaboración y el esfuerzo de todos los habitantes de Son Servera. Pero el proyecto de construcción resultó demasiado ambicioso y en 1931 se detuvo definitivamente la construcción por escasez de financiación. No obstante, a finales del siglo XX y principios del presente se hicieron unas obras de acondicionamiento para embellecer el espacio, añadiendo unas salas para las actividades pastorales de la parroquia. Actualmente, la Iglesia Nueva es un espacio pastoral, cultual y cultural al servicio de la parroquia y el pueblo. Allí se realiza la catequesis y la misa infantil (en la Capilla Fonda), reuniones parroquiales, la cena solidaria anual a favor de las misiones y muchas bodas, pero también se emplea para exposiciones de arte, conciertos, actividades escolares y visita turística.


0 COMENTARIS