Llega a Mallorca "La noche de las iglesias", una noche en la que el culto y la cultura se unen


16 de octubre de 2019. 13:48h.

Durante una noche cinco iglesias de Mallorca abrirán sus puertas, iluminadas únicamente con la luz de las velas.



El Obispado de Mallorca y la Fundación Amics del Patrimoni han liderado la iniciativa de la "Noche de las Iglesias". Durante una noche cinco iglesias de Mallorca abrirán sus puertas, iluminadas únicamente con la luz de las velas desde el interior, y con las puertas abiertas darán la bienvenida a todo el que quiera entrar.

Llega a la isla así esta iniciativa iniciada en Francia y que parte de la conciencia de la trascendencia del gran patrimonio de la Iglesia. Durante una noche las iglesias "abren las puertas a una sociedad ávida de espiritualidad, belleza y conocimiento".

Se trata de una oportunidad para descubrir el significado de los templos y sus rituales, de vivir un momento de contemplación gracias al arte manifestado en todas sus dimensiones en el marco del extraordinario patrimonio de nuestras iglesias: "El portal que cada uno está llamado a atravesar es el de la Iglesia, pero también el de un momento de interioridad, quizás inesperado", afirman los organizadores de la iniciativa.

Nadal Bernat, vicario episcopal de Patrimonio del Obispado, define los tres puntos que caracterizan esta intervención, "acogida, noche y luz". Un proyecto sencillo que implica a templos de Palma y Part Forana y que nace con voluntad de continuidad. Joan Guaita, presidente de Amics del Patrimoni, destacó "la espiritualidad y la trascendencia que emergen de este proyecto", e invitó a todos "a vivir una experiencia única" en algunos de los templos más bellos de la isla. Finalmente, el obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull, valoró el hecho de encontrar iglesias abiertas, "que ponen el elemento del silencio a disposición de tantos que pasarán por estos templos".

Son numerosos los testimonios de quienes atraviesan este portal y se maravillan de lo que sucede por hacer este simple paso. Es un gesto doble: Al entrar, se desea descubrir no solo un lugar, sino también a quienes lo frecuentan, estar disponible para este encuentro y aceptar ser impregnado por todas las experiencias que se convertirán. Al salir, te has de llevar la belleza que has encontrado, dejando un poco de tu mente y de tu corazón.

Viernes 18 de octubre de 20 a 22 h
Palma: Basílica de San Francisco, Iglesia de Santa Fe e Iglesia de Montesión
Santanyí: Iglesia del Rosario
Pollença: Iglesia de San Jorge


0 COMENTARIS