Se inauguran las reformas de la casa de colonias Binicanella en Mallorca


21 de octubre de 2019. 10:05h.

Durante el 2019, 2.400 personas se han beneficiado de las actividades y programas educativo y sociales que la Fundación Pere Tarrés ha promovido en Mallorca con la participación de 432 monitores volun



El obispo de Mallorca. Sebastià Taltavull inauguró el pasado sábado 19 la reforma de las instalaciones de la casa de colonias Binicanella de la Fundación Pere Tarrés en Mallorca, situada en la localidad de Bunyola. El acto ha servido para dar a conocer las obras de rehabilitación de la casa que han permitido adecuar los espacios para mejorar la tarea educativa y social de la entidad en Mallorca, al tiempo que dar a conocer la actividad que realiza la Fundación Pere Tarrés en la isla desde 2016 y explicar los retos de futuro que se plantea.

  Durante la inauguración el obispo de Mallorca Sebastià Taltavull ha agradecido a la Fundación Pere Tarrés haber dado el gran paso de sacar adelante el proyecto educativo y social en la isla. El obispo destacó que "la instalación esté abierta a todos, grupos de tiempo libre o de grupos scouts, escuelas y familias". En su intervención, Taltavull ha alabado las colonias por ser un momento de descubrimiento y respeto hacia la naturaleza para las nuevas generaciones. Andreu Bujosa, alcalde de Bunyola, localidad donde se ubica la casa de colonias Binicanella ha manifestado su satisfacción por contar con una instalación de este tipo en el municipio ya que las actividades de ocio que se realizan fomentan valores como la solidaridad, la paz y el respeto. Josep Oriol Pujol, director de la Fundación Pere Tarrés se ha referido a la casa como "catalizador natural que ayude a fortalecer realidades comunitarias y cívicas", dando cumplimiento a una de las misiones de la Fundación Pere Tarrés, la atención a la infancia vulnerable. Pujol ha remarcado el anhelo de convertirse en un equipamiento de referencia para escuelas, grupos de esparcimiento y familias.  

Cerca de un centenar de personas de la sociedad política, civil y asociativa han asistido al acto de inauguración, entre las que Sebastián Lliteras, director del Instituto Balear de Juventud de la Conselleria d'Assumptes Socials i Esports del Govern de les Illes Balears, miembros de los grupos de tiempo libre de la isla, educadores y educadoras de los proyectos educativos y sociales de la Fundación en Mallorca, representantes de la Fundación "la Caixa" y responsables del equipo de arquitectos encargados de la reforma de la casa.  

Adecuación de la casa de colonias Binicanella
La Fundación Pere Tarrés ha promovido la reforma, que se ha realizado para poder reabrir la casa en condiciones y que ha consistido en la adecuación de los diversos espacios y la mejora de las condiciones de accesibilidad, seguridad y comodidad. La inversión para esta primera fase ha sido de 660.250 €, que se han financiado gracias a las subvenciones de la Fundación "la Caixa", de 60.000 €, y de la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació del Govern de les Illes Balears, de 43.141 €, además de fondos propios de la entidad.

Con esta inversión, se ha dejado la instalación en las mejores condiciones de habitabilidad y seguridad, para hacer más fácil el trabajo educativo y social con los usuarios. Es decir, con la adecuación de la casa se asegura que los niños, jóvenes y familias disfrutarán de unos días conviviendo en un medio natural, no solo en cuanto a las actividades de ocio, sino también en cuanto a la parte de hospedaje necesario en las estancias de colonias. Los niños y jóvenes en situación vulnerable serán los principales beneficiarios de la reforma de esta instalación. La Fundación Pere Tarrés ya organizar el verano de 2017 las primeras colonias sociales en Mallorca, con cincuenta niños en situación de vulnerabilidad social.

  El compromiso educativo y social de la Fundación en Mallorca
  La presencia de la Fundación Pere Tarrés en Mallorca se inició en 2016 para impulsar, promover y revitalizar la acción educativa de los 18 grupos de tiempo libre en la isla, federados en Grupos de Esplai de Mallorca (GDEM) de la Fundación Esplai las Islas. Paralelamente a esta actividad, la Fundación Pere Tarrés se marcó también como prioridad realizar acción socioeducativa hacia la infancia vulnerable de las Islas, dada la situación de este colectivo: uno de cada cinco niños de Palma viven en situación de pobreza, según datos de Servicios Sociales. Así pues, para atender las necesidades educativas y sociales de los niños en riesgo de exclusión social de la Isla, la Fundación Pere Tarrés abrió, en 2018, el Centro Socioeducativo Can Tàpera el barrio de Cala Mayor, en Palma de Mallorca. Este 2019, la Fundación también ha abierto el centro Socioeducativo Virgen de Lluc en la capital de la isla.

El impacto educativo y social de los proyectos y actividades que la Fundación Pere Tarrés realiza en Mallorca llega a unas 2.400 personas en Mallorca acompañados por 26 trabajadores y 432 monitores y monitoras de los grupos de tiempo libre, que de forma voluntaria acompañan a niños y jóvenes cada fin de semana.


0 COMENTARIS