El obispo Sebastià recibe el I Premio Abat Marcet


02 de diciembre de 2019. 11:21h.

Premio instituido por la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat para reconocer anualmente un libro publicado en catalán de temática religiosa.



La consellera de Cultura de la Generalitat de Catalunya, Mariàngela Villalonga, entregó el pasado 29 de noviembre el primer Premio Abat Marcet de libro religioso al obispo de Mallorca Sebastià Taltavull. El premio ha sido instituido por la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat para reconocer anualmente un libro publicado en catalán de temática religiosa. En esta primera edición el premio ha sido otorgado al libro Brots de vida del obispo Sebastià Taltavull publicado por la Editorial Claret. El acto de entrega, abierto al público, se celebró en la Sala Verdaguer del Ateneu Barcelonès.

El Premio Abat Marcet se ha creado para identificar y difundir cada año un libro de temática religiosa publicado en catalán. Con esta iniciativa, se quiere fortalecer la presencia del hecho religioso en la cultura catalana e impulsar la presencia de la lengua catalana en la edición del libro religioso.

Con el nombre de Abad Marcet se honra también la importante obra cultural y religiosa de Antoni Maria Marcet, abad de Montserrat entre 1913 y 1941. Durante estos años promovió el uso del catalán como lengua litúrgica y de cultura. Impulsó el primer Congreso Litúrgico de Montserrat, de 1915, que acercó a Cataluña las corrientes teológicas europeas más renovadoras. En su época se realizó buena parte de la reconstrucción del santuario dirigida por Puig i Cadafalch que le dieron el aspecto actual y la restauración de la importante biblioteca del monasterio.

Un libro para los que no se rinden
Sebastià Taltavull recoge en este libro una serie de artículos que parten de hechos cotidianos que ve, escucha o lee. El jurado ha valorado especialmente cómo proyecta una mirada positiva y esperanzada arraigada en la fe y con un relato cercano, estimulante y constructivo. El autor relata situaciones en la calle, en trayectos de autobús, o bien en encuentros con personas de Iglesia en su etapa en Barcelona.

Brotes de vida ha sido definido como un libro para los que no se rinden. Con 87 comentarios, recopilación de vivencias y reflexiones que muestran cómo desde el Evangelio se puede hacer una lectura alentadora y tomar compromisos "cuando el mundo que se nos muestra en el telediario y en las redes sociales es más un escenario de decepciones que no un soplo de coraje".

Como explica el mismo Taltavull, el libro es una relectura de los hechos de cada día que son "una prueba evidente de que hay muchas cosas buenas y positivas". Muestra "el contraste de unos sectores sociales que no se rinden" y que creen que "hay una vida que puede rebrotar y recuperar la confianza". Por eso, cuando "no vemos estos brotes, nos hace falta una certeza interior, y es la convicción de que Dios puede actuar en cualquier circunstancia, también en medio de aparentes fracasos".


0 COMENTARIS