"Los cristianos estamos para aportar a nuestra ciudad una mejor calidad de vida humana, espiritual y social"


20 de enero de 2020. 17:32h.

Desde 1595 san Sebastián es venerado como Patrón de la Ciudad de Palma.



Con una misa concelebrada en la Catedral, la ciudad de Palma puso punto y final a los actos celebrativos entorno a su patrón, San Sebastián. El obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull, presidió la eucaristía, donde destacó cómo los cristianos, abiertos a tantas manifestaciones culturales, "quieren vivir con fidelidad lo que es identitario de esta fiesta", lo que significa, en primer lugar, "el reconocimiento de lo que sucedió históricamente, también la contemplación solidaria de una realidad de sufrimiento personal y penuria colectiva". Así, la celebración cristiana en la Catedral constituye un punto de encuentro, que el prelado quisiera que "fuera reconocida como parte integrante de la fiesta para que nadie se sintiera excluido a la hora de sentirse valorado por el bien que puede aportar en nuestra ciudad". El camino para lograrlo, "el diálogo constante, superando malentendidos, prejuicios e ignorancia": "Los cristianos estamos para colaborar aportando a nuestra ciudad una mejor calidad de vida humana, espiritual y social".

Refiriéndose a san Sebastián, afirmó que "los mártires siempre se han distinguido por su fortaleza. Esta se debe pedir y trabajar, es uno de los dones del Espíritu Santo". Así pidió la intercesión de san Sebastián, por ser "un buen referente de coherencia y fortaleza para nuestra fe, que queremos siempre encarnada en la vida para darle pleno sentido".

Acto seguido, el obispo presidió la eucaristía en la parroquia palmesana que tiene como titular san Sebastián.

Desde los primeros siglos, justo después de las persecuciones, la Iglesia venera a san Sebastián y siempre lo ha tenido como referente importante para la vida de los cristianos y de los pueblos. Aquí, en la ciudad de Palma, es invocado especialmente cuando el pueblo es atacado por la epidemia de la peste. En 1595, san Sebastián es venerado como Patrón de la Ciudad y en 1634, sustituirá al antiguo Patrón, el Ángel Custodio, que también lo era de la Ciudad y del Reino de Mallorca.


0 COMENTARIS