Una treintena de sacerdotes participó en unos ejercicios espirituales en Lluc


27 de febrero de 2020. 08:00h.

Dirigidos por el obispo emérito de Lleida, Mons. Joan Piris.



Una treintena de sacerdotes participó, del 16 al 21 de febrero, en unos ejercicios espirituales en el Santuario de Lluc, dirigidos por el obispo emérito de Lleida, Mons. Joan Piris.

Se trata de una manera de seguir reforzando los lazos de fraternidad sacerdotal con una experiencia más intensa de oración y silencio para iluminar la misión pastoral al servicio de las parroquias, comunidades y otros organismos, instituciones y servicios de la diócesis. Los ejercicios se define como unos días privilegiados de oración y silencio, en contacto con la Palabra de Dios y la acción de los sacramentos de la Eucaristía y el perdón.

Paralelamente, el Seminario Mayor de Mallorca también disfrutó de una tanda de ejercicios, en este caso dirigidos por Mn. Antoni Riutort y en la casa de espiritualidad de las Religiosas de la Pureza de Valldemossa.


0 COMENTARIS