Multitudinaria fiesta de la Beata en Sencelles


09 de marzo de 2020. 09:42h.

La multitud y la alegría de la fiesta se apoderaron de Sencelles durante la última semana del mes de febrero al cumplirse el 165º aniversario de la muerte de Sor Francinaina.



Un año más la asociación Tía Xiroia, con el apoyo del Ayuntamiento, ha ideado y preparado el programa de actos y celebraciones. Con todo, ha quedado demostrado que el amor y devoción a la Beata goza de excelente vitalidad. No solo demostrada por la gente del mismo pueblo, sino también por cientos de devotos que, venidos de muchos lugares de Mallorca y también de fuera, estos días han llenado plazas y calles de Sencelles.

El 27 de febrero, de buena mañana ya se notaba el ambiente de fiesta por todos los rincones del pueblo. Ventanas y balcones lucían engalanados y no fueron pocas las casas donde se podían ver retratos de la Beata. A las 10 de la mañana un buen repique de campanas y la música de los diversos gozos que sonaba por la megafonía del campanario daban la bienvenida a la multitud de gente que llegaba de fuera. A las 10:30 h, esta llenaba para asistir a la misa de la mañana, que coincide aproximadamente con la hora en que moría la Beata y que se ha convertido en lo que popularmente llaman la misa de los peregrinos.

Acto seguido, en la plaza de Can Bril se organizó la tradicional ofrenda floral. Innumerables personas participaron en ella. En la Plaza, después de que todo el mundo visitara el convento de la Caridad para venerar el sepulcro de la Beata, Joan Carlos Llabrés, director del Colegio CIDE de Palma, hizo el pregón de fiestas y la niña Llucia Lloret González recitó el poema "L'ofrena", del poeta Antelm Ferretjans. El acto siguió con la ofrenda de flores y una foto de familia con todos los que participaron.

El oficio solemne de la tarde revistió solemnidad y, otra vez, una multitud llenó la iglesia parroquial. Presidió el obispo de Mallorca Sebastià Taltavull, asistieron las autoridades municipales y el Consejo General de la Congregación de GGCC. La Coral Sor Francinaina interpretó la Misa de la Beata, la agrupación Es Jonc bailó la Oferta y algunos componentes de los grupos Es Capoll Llarg y Qanarusa dieron vida a la canción Xiroieta. Recordemos que esta es una ofrenda de la juventud de Sencelles a la Beata Francinaina. Todo terminó con el canto de los gozos, la veneración de la reliquia de la Beata y la chocolatada con que la Asociación Tía Xiroia quiso obsequiar a todos los presentes.


0 COMENTARIS