Comunicado de la Diócesis de Mallorca


14 de marzo de 2020. 18:30h.

Supresión de las celebraciones litúrgicas.



Ante el aumento de contagios por el coronavirus, y siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, para contribuir a la protección de la salud pública, y en el contexto del decreto de una alarma sanitaria, el obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull, dispone las siguientes medidas de emergencia:

1. Todos los fieles de la Diócesis de Mallorca, y quienes se encuentren en ella, quedan dispensados del precepto dominical mientras dure la situación de grave crisis sanitaria actual.

2. Debido a la situación excepcional que estamos viviendo, desde el lunes 16 de marzo quedan suspendidas todas las celebraciones públicas de la Eucaristía con participación de fieles, también la dominical.

3. Las iglesias se mantendrán abiertas en la medida de las posibilidades para facilitar la oración personal y se asegurará la atención pastoral a las personas que así lo necesiten.

4. Además de seguir potenciando las muestras de solidaridad hacia los más necesitados, y trabajar a favor del bien de todos, se pide a todos los fieles que intensifiquen la oración y traten de seguir la Santa Misa a través de otros medios como la radio o la televisión. Cuando no se puede recibir la Sagrada Comunión, se puede realizar una comunión espiritual. En este sentido, recordamos algunas de las retransmisiones de la Eucaristía que se ofrecen:

Televisión:
IB3 TV. Cada domingo a las 10:30 h.
TRECE. Lunes a sábado a las 11 h. Domingos a las 12 h.
La 2. Cada Domingo a las 10:30 h.

Ràdio:
COPE. Cada domingo a las 9 h.
RADIO MARIA. Cada día a las 10 h.
RNE. Cada domingo a las 8:15 h.

Streaming:
VATICANO. Misa a las 7 h (youtube.com/vaticanes)
CATEDRAL. Misa conventual a las 9 h
(youtube.com/catedraldemallorca1)

Nos unimos a la oración que el Papa Francisco ha ofrecido a los cristianos del mundo, para pedir que superemos este periodo "confiando en la voluntad de Dios":

Oh María,
Tú que siempre brillas en nuestro camino
como un signo de salvación y esperanza.
Confiamos en ti, salud de los enfermos,
que en junto a la cruz quedaste ligada al dolor de Jesús,
manteniendo firme tu fe.
Tú, salvación del pueblo romano,
sabes lo que necesitamos
y estamos seguros de que nos lo otorgarás
porque, como en Caná de Galilea,
pueden regresar la alegría y la celebración
después de este momento de prueba.
Ayúdanos, Madre del Amor Divino,
a confiando en la voluntad del Padre
y hacer aquello que Jesús nos diga,
que tomó nuestro sufrimiento sobre sí mismo
y asumió nuestros dolores
para guiarnos, a través de la cruz,
a la alegría de la resurrección. Amén.
Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios.
No desprecies las súplicas de nosotros que estamos a prueba,
y libéranos de todo peligro, gloriosa y bendita Virgen.


3 COMENTARIS
  1. CREO QUE SE OLVIDARON DE DIOS: "Pero después, indóciles, se rebelaron contra ti, arrojaron tu Ley a sus espaldas, mataron a los profetas que les conjuraban a convertirse a ti; (grandes desprecios te hicieron). (Nehemías 9, 26) Desde el día en que el Señor sacó a nuestros padres del país de Egipto hasta el día de hoy hemos sido indóciles al Señor Dios nuestro y prestos en desoír su voz. (Baruc 1, 19) mas a los rebeldes, indóciles a la verdad y dóciles a la injusticia: cólera e indignación. (Romanos 2, 8)

  2. 2020-03-14

    Me parece muy sensato, dado el problema tan grave por lo que estamos pasando y para evitar los menos casos de contagio ya q asi nos aconsejan las autoridades sanitarias, en cualquier parte podemos hablar con Dios

  3. CREO QUE SE OLVIDARON DE DIOS: "Pero después, indóciles, se rebelaron contra ti, arrojaron tu Ley a sus espaldas, mataron a los profetas que les conjuraban a convertirse a ti; (grandes desprecios te hicieron). (Nehemías 9, 26) Desde el día en que el Señor sacó a nuestros padres del país de Egipto hasta el día de hoy hemos sido indóciles al Señor Dios nuestro y prestos en desoír su voz. (Baruc 1, 19). "mas a los rebeldes, indóciles a la verdad y dóciles a la injusticia: cólera e indignación. (Romanos 2, 8). Los culpables del CORONAVIRUS somos nosotros los seres humanos, no Dios. DEBEMOS ARREPENTIRNOS, PEDIR PERDÓN A DIOS Y RECTIFICAR. Si Dios dice que no se deben comer ciertas carnes, lo que implica el proceso de ellas, eso debimos hacer, hace ya mucho tiempo. Y no decir graciosamente: «Todas las carnes son puras », lo que nunca dijo Jesucristo con Sus Palabras , sino que una mano externa al Evangelio de Marcos 7, 19, que dice"con esto declaraba puros todos los alimentos» ¿ Y QUÉ VEMOS HOY ? PIDAMOS PERDÓN A DIOS Y AL MUNDO. PD: JAMÁS, JAMÁS Jesús anularía una tilde de la Palabra de Su Padre. El concepto de lo que entra por la boca.... es otro. No comida.