Domingo de Resurrección: "La luz de Pascua disipa las tinieblas que empañan el camino de futuro"


12 de abril de 2020. 17:30h.

La Semana Santa, que culmina hoy con el Domingo de Pascua, este año ha encontrado un escenario diferente, no previsto, que ha ido cerrando todos los programas y anulando todas las previsiones.


Aun así, aunque con las iglesias cerradas, no se ha dejado de orar, de celebrar, convocados a distancia y unidos espiritualmente por la fe, la esperanza y la caridad y comunicados a través de las redes sociales.

También se ha acentuado al máximo la ayuda de Cáritas y otras entidades sociales de Iglesia, desde el momento que han comenzado a aparecer serios problemas propios de una pandemia que pasa a ser económica y social.

En este contexto se ha celebrado la eucaristía del Domingo de Pascua en la Catedral de Mallorca, presidida por Mons. Sebastià Taltavull, quien en su homilía afirmaba que "la profundización de estas semanas, yendo a vivir lo esencial en la vida cristiana, ha sido un preludio para entender que la mejor noticia que podemos recibir y comunicar es que Jesús ha resucitado y está vivo para siempre".

La luz de Pascua, simbolizada con el Cirio Pascual que representa a Jesucristo Resucitado, "quiere disipar las nieblas que empañan el camino de futuro, dándonos ánimos, confianza y esperanza".


0 COMENTARIS