Medidas de prevención para la celebración del culto público en los templos católicos durante la desescalada de las medidas restrictivas en tiempos de pandemia


02 de mayo de 2020. 10:05h.

Estos días se han hecho públicas las fases de desconfinamiento.


Estos días se han hecho públicas las fases de desconfinamiento. Se han puesto 4 fases de aplicación. Cada fase tendrá un período mínimo de dos semanas, que el Gobierno podrá alargar si empeoran los índices de contagio. Esto afecta a la apertura de nuestras iglesias y lugares de culto que tendrá lugar el lunes, día 11 de mayo, y corresponde a la fase 1.

1. En la fase 1, que es a partir del lunes, 11 de mayo se permite la asistencia grupal, pero no masiva, a los templos, y sin superar el 33% de su aforo, en las eucaristías dominicales y diarias.

2. En la fase 2, quince días después, se restablecen los servicios ordinarios y grupales de la acción pastoral con los criterios organizativos y sanitarios (50% de aforo, higiene, distancia).

3. En la fase 3, quince días después, vida pastoral ordinaria que tenga en cuenta las medidas necesarias hasta que haya una solución médica a la enfermedad.

También se recuperan algunas de las ideas del documento emitido por la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española, y que la diócesis hace suyo:

1. Se prorroga la dispensa del precepto dominical.

2. Es recomendable que las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo no salgan de su domicilio.

3. Las parroquias y lugares de culto abrirán el lunes, día 11 de mayo, con los criterios ya mencionados y según los horarios que tenían costumbre, a excepción de si han de modificar algunos por razón de la posibilidad de celebración por parte los celebrantes y de las personas que tienen que hacer la acogida y la atención a los feligreses.

4. Se priorizan las celebraciones dominicales de la Eucaristía (sábado y domingo).

5. Se pueden celebrar los funerales de forma habitual, los actuales que se presenten y los que provienen de las defunciones que ha habido durante este tiempo de iglesias cerradas al culto, y siguiendo las normas de aforo propias de cada fase y de evitar el contacto físico en las muestras del pésame.

6. Organizado por la Diócesis, tendrá lugar un funeral en la Catedral de Mallorca para todas las víctimas del coronavirus tras superadas las fases anunciadas y se haya normalizado más la situación, fecha que será anunciada oportunamente.

7. Siguiendo los detalles expuestos por el documento de la CEE, subrayar que se recomienda el uso de las mascarillas con carácter general, tener en cuenta la colocación asignada a los bancos para mantener la distancia adecuada a la normativa, así como la utilización de desinfectantes en la entrada y salida de la iglesia.

8. Siguiendo el documento de la CEE, hay que tener en cuenta lo dispuesto respecto de la liturgia de la Eucaristía y de las otras celebraciones (sacramento de la Reconciliación y momentos de escucha de los fieles, Bautismo, Confirmación y Matrimonio).

9. Decir lo mismo en relación a las visitas a la iglesia o capillas para la oración o adoración del Santísimo Sacramento.

10. Y también, respecto a la utilización de las dependencias parroquiales para reuniones y sesiones formativas.

También se hará público próximamente el documento elaborado por la Comisión Diocesana del Patrimonio histórico y cultural que contiene unas recomendaciones sobre procedimientos de desinfección en bienes culturales de titularidad eclesiástica en la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Carta del obispo Sebastià a la ciudadanía

Todas estas indicaciones están incluidas en una carta que el obispo Sebastià Taltavull ha enviado hoy a toda la Diócesis. En ella hace referencia al dolor producido por tener las iglesias cerradas y no poder celebrar el culto público, especialmente la Eucaristía, que quedaba reducida a la celebración privada del cura y sin público: "Era necesario, sin embargo, servir a este bien mayor que es la prevención y la protección de la salud", comenta.

También incide en la respuesta de los cristianos desde los diferentes ámbitos pastorales, "para mantener el calor de la fe y la esperanza cristianas, la vivencia familiar y la caridad mediante la atención pastoral a las personas donde era más necesaria, como en los hospitales, las clínicas, las residencias de ancianos, junto a los enfermos en sus casas, y acompañando a las familias de los difuntos".

A todo ello se suma el trabajo diversificado y extraordinario de los equipos de trabajadores y voluntarios de Cáritas de la Iglesia de Mallorca repartidos por las parroquias, "haciendo frente al aumento diario de personas individuales y familias enteras que de forma imprevisible por la crisis que se adelanta, ya no disponen de los recursos necesarios para vivir y que se las tiene que atender a nivel de lo más básico y con ayudas de tipo económico, síntoma de las nuevas pobrezas que van apareciendo". "Esto plantea -añade- un gran reto en nuestras economías y su organización, tanto en el ámbito privado como público.

Otros organismos de la Iglesia están organizando proyectos concretos orientados a paliar la pandemia de COVID-19, así como el trabajo de comunicación de la Pastoral penitenciaria con los presos para hacerles un acompañamiento de ayuda humana y espiritual.

También ha destacado la comunicación con los misioneros mallorquines presentes en todo el mundo: "En muchos lugares se encuentran sin medios, ni médicos ni personal sanitario, sin luz, ni agua, ni los recursos más básicos no solo para enfrentarse a la pandemia, sino sencillamente para subsistir. Ahora ya los hemos podido ayudar con las primeras urgencias."

Aunque estando cerradas las iglesias y los lugares de culto, muchos feligreses han podido seguir las celebraciones de la Semana Santa, las dominicales y diarias a través de la televisión -—B3, canal 4, y por streaming— desde la Catedral, y también desde otras comunidades parroquiales por radio, streaming, facebook y otros medios: "Esta ha sido y sigue siendo una experiencia pastoral nueva y un buen uso de las redes sociales que ha acercado la liturgia a las casas, dando la posibilidad a una mayor participación a todo el que lo ha querido".


0 COMENTARIS