La Diócesis ofrece unas recomendaciones sobre procedimientos de desinfección en bienes culturales de titularidad eclesiástica por COVID-19


04 de mayo de 2020. 11:51h.

Siguiendo las indicaciones de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal, y en constante comunicación y coordinación con las instituciones públicas.


La Diócesis de Mallorca, a través de la Vicaría Episcopal para el Patrimonio Histórico, ha ofrecido unas recomendaciones sobre procedimientos de desinfección en bienes culturales de titularidad eclesiástica ante la situación actual de crisis sanitaria por COVID-19.

Siguiendo las indicaciones de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal, y en constante comunicación y coordinación con las instituciones públicas, su objetivo es garantizar la conservación de los bienes históricos, especialmente los que gozan de alguna forma de protección específica (BIC, bienes catalogados, etc.), encontrando el justo equilibrio en tres acciones: la devoción religiosa, la seguridad sanitaria y la conservación patrimonial.


Procedimientos en bienes culturales muebles

Espacios interiores, suelos y mobiliario

1. Evitar nebulizaciones o pulverizaciones generalizadas en espacios cerrados. En los espacios que no contengan bienes patrimoniales, se puede realizar siguiendo recomendaciones de las autoridades sanitarias.

2. Los suelos antiguos y/o de madera se pueden limpiar con jabón neutro, dejando actuar un minuto y retirando la solución jabonosa con agua, evitando al máximo una humedad excesiva.

3. Los pavimentos modernos se pueden limpiar con agua y jabón neutro y/o con agua y lejía sin superar el 0,5% secándose al máximo el exceso de humedad.

4. Se limpiarán superficies de elementos interiores sin interés patrimonial, como bancos, puertas, barandillas, confesionarios, manillas y vitrinas, con jabón neutro mezclado con agua, dejando actuar un minuto y retirando la solución jabonosa con trapos o papeles humedecidos en agua, tirándolos después de la operación.

5. Una vez el espacio se haya limpiado y desinfectado, se procederá a la ventilación evitando así la acumulación de compuestos volátiles nocivos (COVs) tanto para las personas como para el patrimonio cultural.


Bienes patrimoniales muebles

1. Si el edificio que contiene estos bienes ha permanecido cerrado, las obras que hay custodiadas no están contaminadas.

2. Si algún objeto es sospechoso de que esté contaminado, se aislará mediante barreras físicas o desplazándolo a zonas no transitadas, un tiempo recomendado de 14 días.

3. No se desinfectará en ningún caso una obra de arte, un elemento histórico o documental, ya que los productos empleados podrían causar daños permanentes.

4. Se evitará el contacto directo con los bienes depositados en museos, archivos o recintos religiosos.

Imágenes devocionales

1. El responsable de cada recinto religioso establecerá las medidas higiénicas adecuadas y adaptadas a los espacios de que se disponga, facilitando exclusivamente el contacto visual con la imagen objeto de devoción.


Procedimientos en bienes culturales inmuebles

1. No es recomendable tocar de forma directa los bienes culturales y ahora más que nunca. Las partículas víricas sobre las superficies pueden suponer un foco de contagio.

2. No se aplicarán productos de limpieza o desinfección sobre el patrimonio inmueble.

3. En los espacios cercanos a los bienes, la desinfección se hará mediante pulverización, evitando rociar de forma directa los objetos o edificios de valor historicoartístico.

4. En el entorno directo de los bienes culturales (a menos de un metro de distancia) se empleará una disolución de etanol al 70% en agua proyectada a baja presión. No se debe utilizar lejía.

5. En las proximidades de los bienes policromados, no se realizarán los tratamientos desinfectantes, siendo más recomendable un cerrado perimetral para evitar la proximidad de las personas.

Indicaciones finales

1. Con carácter general no se debe actuar directamente sobre los bienes culturales, ya sean muebles o inmuebles, por lo que se favorecerá el distanciamiento de las personas respecto a los bienes.

2. Los procesos de limpieza y desinfección de los espacios o bienes no patrimoniales se realizarán siempre con las correspondientes medidas de protección que garanticen la seguridad de los trabajadores.

3. Los materiales de residuos secos, como guantes y papeles o trapos de un solo uso, se tirarán a contenedor general.


0 COMENTARIS