La Diócesis cede cinco inmuebles para acoger a personas sin hogar


14 de junio de 2020. 10:01h.

La presidenta del Consell y el obispo de Mallorca visitaron el pasado Viernes las instalaciones del centro de Son Ribes.



El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, visitó el pasado el viernes las instalaciones de Son Ribes, el espacio de la Fundación Social La Sapiencia donde se han reubicado parte de las personas sin hogar que pasaron el confinamiento en el hipódromo de son Pardo. Fue acompañado por la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller de Derechos Sociales y presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Javier de Juan.

Este edificio alberga a 19 de las 50 personas sin hogar que permanecieron en las instalaciones del Consell, mientras que las otras se han reubicado en otros dos centros, que gestiona también La Sapiencia en Ruberts (12 usuarios) y es Molinar (15 usuarios). Próximamente se habilitarán dos espacios más en Muro y Binissalem.

Tanto Son Ribes como los otros dos edificios de La Sapiencia acogen a estas personas porque se trata de «no dejar a nadie atrás y dar una oportunidad para que vivan de una forma digna y que no vuelvan a la calle a todas aquellas personas que han pasado el confinamiento en los albergues temporales habilitados por el Consell». De esta manera también se reubicarán a las personas sin hogar que han sido confinadas en Sant Ferran.

La entrada en funcionamiento de estos nuevos centros, que se ha visto acelerada por la situación actual de crisis, responde a una de las iniciativas del IMAS en materia de inclusión social, que consiste en la diversificación de la red mediante más centros para personas sin hogar, más pequeños y más especializados para poder llevar a cabo una atención más personalizada.

Por su parte, Sebastià Taltavull, obispo de Mallorca, ratificó la necesidad de establecer vínculos de colaboración «entre las administraciones públicas y la iglesia, como esta que mantenemos desde el Obispado con el IMAS» y destacó la importancia «de tener un techo para recuperar la dignidad».


0 COMENTARIS