La Catedral de Mallorca se empezó a construir en el siglo XIII, medio siglo antes de lo que se pensaba, según un estudio de la Universidad de las Islas Baleares


14 de septiembre de 2020. 09:00h.

Así lo recoge el libro La evolución constructiva de la Catedral. Historia, técnicas y materiales en los libros de fábrica (1570-1630), de Miquel Ballester Julià.



La Catedral de Mallorca y la Universidad de las Islas Baleares (UIB) han editado el libro La evolución constructiva de la Catedral. Historia, técnicas y materiales en los libros de fábrica (1570- 1630) , del doctor Miquel Ballester Julià. Por primera vez, con esta obra, se documenta e interpreta el cuarenta por ciento aproximadamente de la superficie de la Catedral y su finalización. Ballester ha realizado esta investigación en el marco de su tesis doctoral, en la actividad investigadora del Grupo de Conservación del Patrimonio Artístico y Religioso de la UIB, del cual es miembro. El libro se presentó el pasado viernes, 11 de septiembre, en la Seu.

Una de las aportaciones más significativas de la obra es que por primera vez cambia la cronología de la construcción de la Catedral de Mallorca. Las conclusiones de la investigación de Miquel Ballester establecen que la Seu se empezó a construir en el siglo XIII, poco después de la conquista catalana de 1229. Es decir, cerca de medio siglo antes de lo que se pensaba, ya que tradicionalmente se había situado el comienzo de la construcción de la Catedral en 1306.

Además, la investigación de Ballester concluye también que el templo se acabó de construir más tarde de lo que databa hasta ahora, en 1630, con la construcción de la fachada principal. Esto es, casi tres décadas después de la bendición del portal de la Almudaina, en 1601, que era hasta ahora cuando se daba por terminada la construcción.

Por otra parte, La evolución constructiva de la Catedral. Historia, técnicas y materiales en los libros de fábrica aporta por primera vez información y documentación sobre la última fase de la construcción de la Catedral (entre el 1570 y 1630), que se corresponde con un cuarenta por ciento de la superficie del templo.

Su tesis también sostiene otro dato hasta entonces desconocido: en 1503 se empezó a construir la fachada principal o también conocida como la fachada de la Almudaina. De este modo, Ballester plantea que en este año ya estaba definido el perímetro de la Seu. Por otra parte, el autor, a partir del estudio, confirma que la mezquita sobre la que se construyó el templo cristiano determinó tanto la orientación de su espacio como las dimensiones de la actual Catedral de Mallorca.

El autor del libro, Miquel Ballester, se doctoró en 2018 en la UIB con la tesis doctoral Evolución constructiva de la Catedral de Mallorca. Historia, técnicas y materiales en los libros de fábrica (1570-1630), dirigida por la doctora Mercè Gambús.


0 COMENTARIS