Misa de la Pastoral Penitenciaria en la parroquia de la Virgen de Montserrat de Palma


28 de septiembre de 2020. 00:00h.

El Obispo de Mallorca presidió la Eucaristía el pasado sábado 26 de septiembre



El obispo Mons. Sebastià Taltavull presidió la Misa de la Pastoral Penitenciaria, entorno a la festividad de la Virgen de la Merced, patrona de las Instituciones Penitenciarias. La celebración fue el pasado 26 de septiembre en la parroquia de la Virgen de Montserrat de Palma.

En la homilía, el Obispo expresó que muchas personas que se encuentran en un problema o afrontan dificultades se dicen: "¿Es justo que pase esto? Dios es injusto, es injusta la manera de actuar del Señor". "La respuesta es que no es justo el proceder de Dios. Dios no es el problema, él sólo es el camino de esperanza que se nos abre para que entendamos que hay una forma de reaccionar ante las situaciones que vivimos ", explicó Mons. Sebastià Taltavull.

La función de las instituciones penitenciarias es ayudar a las personas a rehabilitarse. Y nosotros -detalló el obispo- debemos tener la actitud de ayudar, de reconfortar a los demás y estar cerca de los que lo necesitan. Y debemos tener los mismos sentimientos que tenía Jesús: los sentimientos nacen del corazón y comunicar a los otros estos sentimientos es una forma de amar. Dios nos lo dice con unas actitudes concretas:

"Dadme esta gran alegría. Manténgase unánimes y concordes en un mismo amor y unos mismos sentimientos No actúa con envidia. Déjese guiar por la humildad y considerad superiores a los demás. Busque el interés de los demás y no el propio ". Son unos "valores que nacen y salen del mismo amor de Jesús, que con su forma de vivir comunicó la relación de amor que debemos tener los unos con los otros".


0 COMENTARIS