Festividad de Todos los Santos


02 de noviembre de 2020. 12:00h.

Mons. Sebastià Taltavull presidió la Misa de Todos los Santos en la Catedral de Mallorca



El obispo de Mallorca, Sebasità Taltavull, presidió la Misa de la festividad de Todos los Santso, el pasado 1 de noviembre en la Catedral de Mallorca, a la cual asistieron decenas de fieles.

En la homilía, Mons. Sebastià Taltavull invitó a todo el mundo a participar de la santidad de Dios. "La santidad es un don. Somos invitados a ver en la santidad un camino posible para todos. Un santo no es un ser extraño, ni alguien que ha tenido que huir del mundo, ni tampoco un superhéroe. Los santos son de carne y hueso, con nuestras mismas preocupaciones e inmersiones en la realidad de cada día, como nosotros. Los santos son modelos de referencia para nuestra vida, y que, siguiendo a Jesús y el Evangelio, nos dicen que también nosotros podemos llegar allá donde ellos han llegado. Jesús siempre hace la invitación de una manera muy personal, y quiere una respuesta libre que acepte las consecuencias: «si quieres ser perfecto...» (Mt 19,21). Tenemos que introducir la lógica del desprendimiento, unida siempre a la perfección que proviene del amor, de dar la vida, de darse solidariamente a los demás, incluso, si conviene, a renunciar a cosas legítimas y necesarias", explicó.

El obispo Taltavull argumentó que en medio del desconcierto que provoca la pandemia de la COVID-19, la búsqueda de la santidad tiene que ir unida a trabajar una normalidad evangélica. "La recuperación tiene que contribuir a que las decisiones en el campo económico y financiero surjan de un esfuerzo colectivo para reducir ostentación y gasto superfluo, y ofrezcan más oportunidades a quienes lo pasan mal", afirmó.


0 COMENTARIS