Encuentro de los responsables de los santuarios de Mallorca


13 de noviembre de 2020. 12:00h.

Con el título El Santuari, un pou d'aigua fresca a la vorera del camí, el Obispo de Mallorca encaminó su discurso del encuentro de este año.



Los responsables de los santuarios de Mallorca se encontraron el 12 de noviembre con el obispo Sebastià Taltavull al Santuario de la Mare de Déu de Lluc. Al encuentro de este año hubo unos 30 participantes de los santuarios de Lluc, Gràcia, Cura, Monti-sion de Porreres, Sant Salvador de Felanitx, Bonany, Consolació de Santanyí, Santa Magdalena, Maristel·la d'Esporles, Ermita de Valldemossa, Sant Salvador d'Artà, Sant Blai de Campos i Sant Miquel de Campanet. Con el título El Santuari, un pou d'aigua fresca a la vorera del camí, el Obispo de Mallorca encaminó su discurso, haciendo referencia a los santuarios como fuente de espiritualidad y lugares de acogida, de plegaria y de misericordia.

El obispo Sebastià se dirigió a los responsables de los santuarios de la isla basándose en un fragmento de su Carta Pastoral Batiats, confirmats i enviats. Entre dues abraçades com a molins de vent plantats en aquesta terra de missió cuando habla de los santuarios, así también como de la Seu, como «pozos diocesanos a los cuales se acude para saciar aquella sed que necesita encontrar agua viva. Entre muchos otros lugares posibles a través de los cuales Dios actúa, hagamos de estos santuarios, espacios sagrados y de santificación, lugares de acogida, de plegaria y de misericordia».

Refiriéndose concretamente al Santuario de Lluc, lugar donde se reunieron los responsables, y signo de identidad de la Mallorca cristiana, «la devoción en la Virgen María, patrimonio ancestral del pueblo mallorquín, hace que todo el mundo -incluso personas que no forman parte de la comunidad cristiana- se sientan atraídas e invitadas a participar en la vida y los espacios del Santuario de Lluc, de los valores de la mallorquinidad, de los cuales disfruta la convivencia entre personas y pueblos, y de la belleza ecológica del entorno natural que canta la gloria de Dios, ámbito que es fuente de salud, de ocio, de deporte y oportunidad de intercambio cultural y espiritual, abierto a promocionar siempre la cultura del encuentro».

Mons. Sebastià Taltavull también hizo referencias a la exhortación apostólica Evangelii gaudium y a las encíclicas Laudato sí' y Fratelli tutti del papa Francisco en el discurso dirigido a los responsables de los santuarios mallorquines. Habló de los santuarios como escenarios de la nueva evangelización y cómo los cristianos reaccionan ante los escenarios sociales, culturales, económicos, políticos y religiosos. Explicó el sentido de los santuarios como espacios de confianza y amor, también como ámbitos de transformación.


0 COMENTARIS