El Papa establece de manera institucional que las mujeres pueden leer la Palabra de Dios y dispensar la Eucaristía


12 de enero de 2021. 12:00h.

El Santo Padre modifica el Código de Derecho Canónico para normalizar lo que ya se llevaba a cabo en todas aquellas diócesis en que su obispo lo había autorizado



El papa Francisco ha regularizado, de forma estable e institucionalizada, que los ministerios del Lector y del Acólito están abiertos a las mujeres. Con el motu proprio Spiritus Dominio, publicado hoy, 12 de enero, el Santo Padre modifica el primer párrafo del canon 230 del Código de Derecho Canónico y establece, de forma regulada, que de ahora en adelante también las mujeres pueden leer la Palabra de Dios durante las celebraciones litúrgicas y realizar un servicio al altar, bien como ministras o como dispensadoras de la Eucaristía, y se les atribuye un acto litúrgico que las institucionaliza.

Este hecho no es novedad en el sentido que en muchas diócesis ya se llevaba a cabo gracias a la autorización de sus obispos, pero no se contemplaba en la norma ni se había regulado en el Código de Derecho Canónico. El Papa ha dado este paso porque, según especifica, ha aceptado las recomendaciones surgidas en varias asambleas sinodales y porque sostiene que «hoy en día hay un creciente sentido de urgencia para redescubrir la corresponsabilidad de todos los bautizados en la Iglesia, y en particular la misión de los laicos».

En una carta dirigida al Cardenal Ladaria, el Pontífice expresa que «ofrecer a los laicos de ambos sexos la posibilidad de acceder a los ministerios del Acólito y del Lector, en virtud de su participación en el sacerdocio bautismal, aumentará el reconocimiento, también a través de un acto litúrgico (institución), de la preciosa contribución que desde hace tiempo muchísimos laicos, incluidas las mujeres, ofrecen a la vida y a la misión de la Iglesia».

La nueva formulación del canon reza de la siguiente forma: «Los laicos de cierta edad y con unos dones determinados por decreto de la Conferencia Episcopal podrán ser empleados permanentemente, mediante el rito litúrgico establecido, en los ministerios de lectores y acólitos», de forma que se suprime la especificidad del "sexo masculino" que había hasta entonces.

Fuentet: Vatican news


0 COMENTARIS