Manos Unidas Mallorca finaliza el proyecto por el cual ha mejorado el acceso al agua potable en 14 pueblos de la región de Sokodé


01 de febrero de 2021. 12:00h.

Han construido 7 pozos tradicionales con polea y 7 perforaciones provistas de bomba manual que benefician 7.000 personas



Manos Unidas Mallorca ha finalizado el proyecto que inició el febrero del año pasado, por el cual ha mejorado el acceso al agua potable y a la higiene en 14 pueblos de la región de Sokodé, en la zona central de Togo, un pequeño país de la África Oeste. Lo han hecho a través de la construcción de siete pozos tradicionales, proveídos con polea, en siete localidades, y siete perforaciones equipadas con bomba de agua de motricidad humana, en otras siete localidades.

Además, todos estos pozos cuentan con un perímetro consolidado con un muro circular de cierre, puesto que habitualmente el subsuelo está contaminado por la falta de higiene en el entorno, la defecación descontrolada al aire libre tanto de animales como de personas, lo cual provoca muchas enfermedades parasitarias e infecciosas. Manos Unidas ha trabajado también con la sensibilización y la formación para el uso y el mantenimiento de los pozos en cada poblado, que en total benefician a unas 7.000 personas directamente, de las localidades, y a todos los transeúntes, viajeros y pastores que también usan las infraestructuras de agua.

En Sokodé la población se dedica mayoritariamente a la agricultura, pero en general las cosechas no son abundantes, a causa de la baja fertilidad del suelo, muy erosionado y pedregoso. En esta zona se han instalado, en los últimos tiempos, multitud de familias de diferentes etnias y la población de estos nuevos asentamientos sobrepasa ampliamente la población autóctona. Uno de los principales problemas con que se encuentran es el acceso al agua. Las mujeres tienen que recorrer, en ocasiones, largas distancias para acceder a un punto de agua potable. Ante esta situación tan preocupante, la Oficina de Desarrollo de la Diócesis de Sokodé solicitó la colaboración de Manos Unidas para un nuevo programa para continuar acercando la higiene y el agua, fuente de vida, a la población más empobrecida.

El coste total de este proyecto ha sido de 73.315€, de los cuales 68.209€ los ha aportado Manos Unidas Mallorca. El resto, los han añadido los beneficiarios del proyecto. La construcción de los pozos tradicionales ha costado 12.800€ y las perforaciones, 58.689€.


0 COMENTARIS