"Contagia solidaridad para acabar con el hambre": la Campaña de Manos Unidas del 2021


04 de febrero de 2021. 12:00h.

Con este lema pone de manifiesto la necesidad de cuidarnos mutuamente y denuncia que las consecuencias de la pandemia y la pobreza afectan a los más vulnerables



Manos Unidas presenta la Campaña del 2021, la número 62, que este año tiene como lema "Contagia solidaridad para acabar con el hambre". A través de ella pone de manifiesto la necesidad de ser solidarios con quienes más sufren y de cuidarnos mutuamente. También se denuncia que las consecuencias de la pandemia y la pobreza afectan a los más vulnerables y hacen evidentes, todavía más, las desigualdades. De hecho, también pretende promover la solidaridad entre las personas como única forma de combatir la pandemia de la desigualdad, agraviada por la crisis sanitaria mundial, que castiga con hambre y pobreza centenares de millones de personas en todo el planeta.

La delegada de Manos Unidas en Mallorca, Xisca Artigues, explica que la de este año es la tercera campaña de un trienio que se inició en 2019. La campaña en general tenía el objetivo de promover los derechos humanos con hechos reales. En 2019 el lema fue "Creemos en la igualdad y la dignidad de las personas", incidiendo en la universalidad de los derechos humanos y haciendo especial atención a la violencia contra la mujer. En 2020, con el lema "Quien más sufre el maltrato del planeta no eres tú" se incidía en la cura de la casa común, el planeta, puesto que quienes más sufren las consecuencias son los más pobres. Finalmente, este año se hace referencia a la cura de las personas: "La corresponsabilidad en el bién común", con especial atención a las consecuencias de la pandemia, que están afectando quienes menos recursos tienen, afirma Artigues.

«En Manos Unidas siempre hemos tenido muy presente y hemos sido conscientes que la solidaridad es la clave: solo con la participación de todos será posible un mundo mejor y hacer de los derechos humanos una realidad, más allá de una declaración de intenciones, en todo el mundo», asegura la delegada. Artigues afirma que «no será fácil porque la campaña este año no se puede desarrollar como los años anteriores». Aun así, intentarán sensibilizar y hacer llegar a todo el mundo la campaña de este año: «Siempre hacíamos, por ejemplo, la 'cena del hambre', que nos daba un empujón para sensibilizar sobre la campaña. Además, cada año nos visitaba un misionero que daba testigo del trabajo de Manos Unidas donde teníamos un proyecto en marcha, iba por las parroquias y los colegios explicándolo. Este año los misioneros nos enviarán vídeos desde su lugar de misión para dar a conocer el trabajo que se hace, que se distribuirá a las parroquias y a los colegios».

La dramática experiencia del coronavirus afecta a todo el mundo, pero lo hace de manera mucho más pronunciada con aquellos con falta de recursos y más dificultades. Según datos de Manos Unidas, a principios de 2020 había 1.300 millones de personas que sufrían pobreza multidimensional (la mayoría en África subsahariana y en Asia del sur) y este año esta cifra podría augmentar en 500 millones, a causa de la pandemia. La pobreza multidimensional afecta en diferentes ámbitos de la vida de las personas, como es la alimentación, el acceso a una vivienda digna, problemas de salud y dificultades para tener agua potable y saneamiento. Actualmente, cerca de 690 millones de personas sufren hambre crónica, y la situación derivada del coronavirus podría hacer aumentar este número hasta en 132 millones de personas más.

El Obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, lamenta que el hambre es uno de los principales problemas con que se encuentran muchas personas en el mundo, que desborda toda posibilidad. Anima a que cada uno aporte lo que pueda: «Nosotros podemos ayudar aunque sea a través de pequeñas acciones o aportaciones. Es una cuestión de voluntad: cada uno desde su propia responsabilidad sabe lo que puede aportar y de qué manera puede ayudar. Con esta campaña hacemos un llamamiento a la solidaridad, no solo pensando en el sufrimiento de aquí, sino también pensando en el sufrimiento de los habitantes de los países más pobres».

Manos Unidas cuenta con 796 socios en Mallorca, recibe donativos privados y también la colecta de las parroquias, que una vez al año se destina a la campaña. Este año será el próximo 14 de febrero. En 2019, Manos Unidas financió 540 proyectos en 57 países de África, América y Asia. «La tarea de Manos Unidas se orienta a proyectos en los países de misión, en países pobres, para ayudar en todos los aspectos: educación, sanidad, organización de la vida...» asegura Mons. Sebastià Taltavull. Por ejemplo, en 2019 la delegación de Mallorca obtuvo unos ingresos de 270.220€ y una subvención del Gobierno Balear de 21.924€ que le permitió, entre otros proyectos, mejorar el acceso al agua potable en 14 pueblos de la región de Sokodé, en Togo, en África. En este 2021 ponen en marcha un proyecto de mejora y ampliación de una escuela en la Índia, según explica Xisca Artigues. Las donaciones se pueden hacer al número de cuenta CaixaBank: ES61 2100 8634 2102 0002 3943 o a través de Bizum al 33439.

La entidad lleva 62 años trabajando sobre la base del valor de la solidaridad universal que, en el futuro, nos ayudará a superar la crisis sanitaria y a construir sociedades dignas para todas las personas. Solo con la participación de todos será posible caminar hacia un mundo donde los derechos humanos dejen de ser una declaración de intenciones y acontezcan una realidad justa. Es lo que nos piden nuestros socios locales y las comunidades que representan. Depende de todos y cada uno de nosotros.

Mira el vídeo de la campaña aquí

Mira la presentación de la campaña, a cargo de Xisca Artigues, aquí


0 COMENTARIS