LLOSETA VUELVE A VOLCARSE EN LA CELEBRACIÓN DEL VIA CRUCIS POR LAS CALLES DEL PUEBLO


12 de abril de 2017. 11:53h.

En esta 26ª edición se ha añadido la 15ª estación, de la resurrección, siguiendo la recomendación del Papa Francisco.



La Semana Santa ha vuelto a comenzar en Lloseta con la celebración del tradicional Vía Crucis viviente, en el que se han representando las escenas de la Pasión de Jesucristo en medio de las calles y plazas del pueblo. Un año más vecinos, cofradías y miembros de diversas asociaciones y entidades parroquiales y ciudadanas se han vestido de Jesús, María, Pilato y del resto de personajes para escenificar las diferentes estaciones en un cuadro congelado, como si se tratara de una fotografía de los hechos que ocurrieron hace 2.000 años.

En una procesión presidida por los sacerdotes y diácono de la Unidad de Pastoral de la Virgen, el resto del pueblo y los numerosos visitantes han seguido un recorrido que va desde el exterior del Convento de "Ca ses monges" hasta el interior del iglesia para contemplar y orar en torno a la Pasión del Señor, ayudados por estas escenas. Este año para la reflexión se ha escogido un texto del Papa Francisco, en el que acerca la Pasión al cristiano de hoy y le invita a superar las tribulaciones personales junto a la cruz de Jesús y a compadecerse de los hermanos. También siguiendo la recomendación del Papa en esta 26ª edición se ha añadido una estación más, la decimoquinta, que se ha representado en el interior de la iglesia. En esta última estación, de forma muy sutil, con la presencia de una sencilla sábana blanca arrugada sobre el altar, se ha insinuado la resurrección, porque, como nos recuerda el Papa, la cruz no es el final del camino.


0 COMENTARIS