JUEVES SANTO, SACRAMENTO DE LA CARIDAD


14 de abril de 2017. 11:13h.

El Obispo Administrador Apostólico de Mallorca lavó los pies a 12 personas, representantes del mundo de la caridad, trabajadores y voluntarios de Cáritas y La Sapiencia.



En la Catedral de Mallorca, como en todo el mundo, se repitió el jueves 13 de abril el gesto realizado hace 2.000 años por Jesús con sus discípulos. Así, el Obispo Administrador Apostólico de Mallorca lavó los pies a 12 personas, representantes del mundo de la caridad, trabajadores y voluntarios de Cáritas y La Sapiencia. Con este gesto, el Obispo Sebastià hacía patente su agradecimiento por "su entrega y testimonio de acogida, de estimación y de acompañamiento de las personas más afectadas por la exclusión social". Añadió: "Ellos y ellas están conectados a diario con la realidad de la pobreza en nuestra ciudad y en nuestros pueblos, tocan las llagas de Jesús y tratan de paliar su dolor".

En la Eucaristía de la Santa Cena en la Catedral participaron numerosos fieles y sacerdotes, en actitud de oración y de intimidad con Jesús. Las lecturas invitaron a la reflexión sobre el inicio de la Pasión del Señor: "Todo lo que hace Jesús, en el momento que precede a la Pasión, tiene proyección de futuro, será el resultado de un rescate anunciado y pagado con el precio de su vida", afirmó Mons. Taltavull en su homilía.

En esta celebración se nos recuerda la institución de un nuevo mandamiento, el mandamiento de la caridad, "nuestra labor de cada día", añade Taltavull. "Creer en Él, y trabajar para él y los hermanos, es el mejor seguro de vida".


0 COMENTARIS